CARAJO – 17/11/2017 – Krakovia

 

Fin de semana largo en todo el país y las sierras se volvieron muy transitadas, especialmente el viernes a la noche en el camino del cuadrado por el cual me traslade hasta la ciudad de córdoba capital para presenciar y confirmar lo que sería un gran show de Carajo nuevamente en Krakovia. Tuve la posibilidad de verlos en el Cosquín Rock a principio de este año, entregando una propuesta atractiva e interesante, por eso decidí verlos en esta ocasión en un lugar cerrado.

Llegué temprano al lugar y minutos antes de las 23 hs. subió a escena JUAN TERRENAL, la legendaria banda de rock local que fue invitada para abrir la noche. Con una importante puesta en escena desarrollaron su propuesta de grunge con toques electrónicos, que fue muy bien recibida por parte del público. Estuvieron en todos los detalles, se mostraron varias imágenes sobre la gran pantalla led durante su set e incluso en el último tema se exhibió un cronómetro con cuenta regresiva desde los 3.45 que culminó en cero, marcando la despedida de cada uno de los músicos sobre el escenario. Brindaron un muy buen show plagado de actitud, demostrando por qué son unos de los grandes referentes de la escena cordobesa.

Pasada la medianoche los CARAJO volvieron una vez más a nuestros escenarios, en esta ocasión para celebrar la edición de sus primeros vinilos: “Atrapasueños” y “El Mar de las Almas”, que a su vez estos relanzamientos serán tocado en vivo en el marco de una gira por diferentes provincias, reviviendo esos grandes álbumes de aquellos años.

Se prendieron las luces de Krakovia y el trío salió a escena, comandado en las voces por el histórico bajista Marcelo Corvalán y al grito de…”Cómo anda córdoba esta noche, una alegría estar acá nuevamente, vamos a recordar viejas épocas y atrapar nuestros sueños”. Todo el público, que colmaba la sala, los recibieran con euforia y aplausos. De esta manera la banda comenzó a descargar todo su potencial con “Atrapasueños”, “El Error”, “El Llanto Espiritual” y “Algo en que Creer”, las cuales dieron el puntapié inicial para que sus fans desataran toda la locura contenida y la transformaran en intensos mosh que cubrían casi todo el lugar. Luego llegó “Fluir” con melodías más lentas y su letra profunda para calmar un poco tanta intensidad. Todo el arte se plasmó en “Cómo Debería Ser”, donde al Ñu Metal lo llevan al máximo nivel. Si hay algo que todos deberíamos hacer, es poder disfrutar de la música cuando nos sentimos solos, y con “Triste”, se notó en sus seguidores que ha sido un tema que caló muy hondo por su letra reflexiva y positiva. La lenta “De Frente Al Mar” anunció el final de la primera parte correspondiente a la presentación del álbum Atrapasueños.

Seguidamente con una intro y “Ácido” comenzaron a desmenuzar la otra placa en cuestión: El Mar de las Almas, donde no solo brilló la banda con su performance, sino que su puesta en escena fue espectacular gracias a la pantalla led gigante que mostró imágenes durante todos los temas. Aquí nuevamente la maza enloqueció y saltó al ritmo que propuso el power trío chocando una vez más sus cuerpos con un inmenso pogo. Luego vinieron “Una Nueva Batalla”, “Pruebas”, “Luna Herida” y “Virus Anti Amor” esta última bella canción llena de sentimientos, que en pocos minutos te canta la posta, fue coreada por todo krakovia siendo uno de los momentos más emotivos en la noche. Luego de interpretar “Humildad”, Corvata volvió a agarrar el micro y exclamó: “saben que los queremos mucho y que córdoba es nuestra segunda casa. Acá empezó la historia en el 2001 justamente con Juan Terrenal compartiendo allá abajo en Captain Blue (hoy Refugio Guernica) y hoy estamos acá haciendo lo que nos gusta, esto para nosotros es la mejor manera de ser”…“Libres” y puedo asegurar que explotó el recinto, mientras Tery con su guitarra desgarraba los veloces riffs en este machacante tema. El bajo y la batería se hacen presente en “El Mar De Las Almas” sumandole un fascinante solo de viola para transportarnos a un viaje al interior del ser, culminando así la segunta parte de su repertorio que presentaba dicho álbum y para que el trío se retirara del escenario.

 

Pasaron unos minutos y Carajo regresó a las tablas para continuar coronando aún más la fiesta con canciones de todas las épocas como: “Tracción a Sangre” y “Drama”. A continuación, Corvata, agradeció al público, “por el aguante, el cariño y la buena onda que siempre le tiran”, además a los medios, productores y staff de la banda.
El final se fue acercando con “La Venganza de los Perdedores”, “Chico Granada” y el éxtasis total en “Joder”. Realmente es impresionante como te vuela la cabeza el sonido que procuran en vivo y en directo. El último esfuerzo lo dejaron para “Sacate La Mierda” que la vienen realizando desde fines del 2001 y que aún hoy sigue vigente, gracias a los presidentes corruptos que seguimos teniendo. Con esta canción retumbó por enésima vez las paredes del lugar en un coro al unísono. ¡Guau! y por si esto no fuera poco, después de haber escuchado los veintidós tracks que compusieron el setlist, nos regalaron un bestial medley de Pantera, dejándonos exhaustos de haber vivido dos horas terriblemente magníficas.

Carajo es genial por donde se lo mire: se esfuerzan siempre para dar lo mejor, producen sus propios discos, en vivo suenan fabulosos, su puesta en escena es magistral, sus composiciones son innovadoras en cada nuevo material que editan, tienen todo el merchandising que se puedan imaginar, -que a su vez es una forma de ayudar a solventar algunos gastos-. Todo esto emprendido por Marcelo Corvalan, Hernan “Tery” Langer y Andrés Vilanova, que son sobresalientes músicos y suenan del….¡Carajo!

Agradecemos a la producción del evento por permitirnos cubrir otra importante fecha en la docta, asegurando que fue uno de los dos o tres mejores shows de esta temporada a nivel de bandas nacionales que nos visitaron en este 2017. No olvidamos que su presentación en el temático heavy del Cosquín Rock a principio de año también fue superlativa.
Sugerencia para los lectores: quien suscribe les recomienda 100% ver aunque sea una vez en su vida un show de Carajo, les puedo asegurar que no se van arrepentir.

Rubén Rivadera

Deja tú comentario