INICIO | NOTICIAS | ENTREVISTAS | RESEÑAS | CRONICAS | ¡NO TE RINDAS! | REQUIEM | CULTUM | NOSOTROS | STAFF | CONTACTO

EnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsEspañol



EnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsEspañol


Compartir:

26 marzo, 2018
CTM – 24/03/2018 – Club Ajedrez Cosquín

Con las sensaciones todavía a flor de piel, tras haber vivido una impresionante noche el pasado sábado en Cosquín, me toca sacar conclusiones de la primera visita de CTM Claudio Tano Marciello a dicha ciudad. Un evento donde la organización “La Cueva del Che Producciones” viene gozando de un intachable prestigio en el Valle de Punilla mediante su excelente trabajo en ofrecer fecha tras fecha su mejor potencial a la hora de armar la grilla de las bandas participantes.

Salimos desde nuestro bunker a muy pocos kilómetros del lugar y con amigos de verdad, pasada la medianoche para arribar a destino, el Club de Ajedrez Social y Deportivo Cosquín. Un nuevo, coqueto y cómodo reducto que a partir de este 2018 “La Cueva” eligió para complacer a todos nosotros, los amantes de la buena música de rock y metal, en tener un espacio mejor para disfrutar en la zona y no trasladarse siempre a córdoba capital para apreciar eventos de estas características.

Lamentablemente cuando entramos estaba finalizando su presentación la primera banda que abrió la noche, los punillenses INIQUIDAD, la cual por lo visto, recibió el aplauso del público que de a poco se iba acercando.

Luego llegó el turno de los legendarios TISMO, provenientes de la localidad de La Cumbre. Ofrecieron un set muy prolijo y contundente como ya nos tienen acostumbrado en cada una de sus presentaciones, y no es para menos, sus ya casi veinte años de trayectoria son motivo suficiente para brindar dignos espectáculos. Desde sus espectaculares interpretaciones de “Perfect Strangers” de Deep Purple, “I” de Black Sabbath y “Como Relámpago En La Oscuridad” de Logos hasta repasar parte de su discografía como “Maniaco”, “Dragoncito” e “Ira”. Así fue el set de esta gran banda de rock duro, que sumado a la particularidad de la voz femenina, le aporta un potente sonido rítmico y setentista.

A mitad de la madrugada y pasada las 2:30hs. Se hizo presente sobre las tablas CTM y su banda. Nos sumergirían en un viaje de puro rock y metal conformando una brillante actuación. No hace falta volver a decir que Claudio Tano Marciello es uno de los grandes guitarristas de nuestro país y también en esta etapa solista un sobresaliente compositor. Muy pocas veces se da la oportunidad de poder estar cara a cara y disfrutar de su magia en las siete cuerdas casi pegado al escenario. Solo la humildad de un grande como él puede regalarnos esos gustos cada tanto, viniendo a estos lugares fuera de las grandes ciudades, donde la masividad y el fanatismo hace imposible poder tenerlo tan cerca de uno. Entrando propiamente dicho en su repertorio de canciones, los primeros en sonar fueron “Desafío”, “Generador”, “Aquí”, “Voy A Mi Destino” y “Revoltoso y Peligroso” pertenecientes a su último material discográfico y del cual venía a presentar.

Con un sonido acorde al recinto el Tano ejecutó impecablemente las melodías en estos temas, logrando la felicidad de aquellos que seguimos sus pasos desde sus inicios más la atención y aplausos de otros que se llegaron para verlo por primera vez en vivo. Luego vinieron temas de sus primeros discos como “Banderas Rojas”, “Aunque Nos Pese El Infierno” y “Con Valor Al Despertar”, siguiendo con la sentida y dedicada “Insoluble” homenajeando al querido Pappo, canción que el mismo Tano después de muchos años pudo grabar, y está en su último CD. Momento en la noche para cederle el micrófono al bajista Leo Radaelli -que también lo acompaña en los coros- para que se despache con dos magníficas composiciones: “Libre de Temor” y “El Espejo”, las cuales fueron muy bien ejecutadas. Con “De Noble Corazón” y la Instrumental “Ceibo” fueron el anticipo para el popurrí más esperado por los Almafuerteros, “Debes Saberlo-Patria Al Hombro-La Máquina de Picar Carne-Almafuerte-Donde Está Mi Corazón” hicieron poguear y cantar a la gran concurrencia además de hacerlos sentir felices de volver a escuchar esas melodías de la recordada agrupación del metal nacional.

¡Que vendría después de tanta euforia y cuerpos agotados! las penúltimas canciones “Soy Un Luchador”, “Junto A La Música” y “Caballo Negro” para cerrar el set con “Vengo”. En el club quedó impregnada una atmósfera con notas musicales de rock duro clavadas en las paredes, el techo y diferentes partes del mismo, elaboradas por el Tano Marciello y sus compañeros-familia de CTM. Rescato una gran frase de Claudio: “La música no tiene tiempo, trasciende”, que serán recordadas por todos aquellos que fuimos parte de esa fiesta.

Sin descanso y el respiro lógico de cambio de banda porque a la velada todavía le quedaban dos presentaciones más. Vino el turno de ver para muchos nostálgicos de la zona, nuevamente en el escenario a otro importantísimo grupo con una riquísima historia en nuestro Valle como fue el regreso de M.A.G.M.A., el volcán está más vivo que nunca y lo demostraron con creces en sus cuarenta y cinco minutos de actuación. Prendieron el fuego con “Que Nos Queda”, “Quemar La Sangre” y “El 67”, todos clásicos de su discografía que fueron muy bien recibidos por sus fans y demás almas presentes. En la mitad del set presentaron dos temas como adelanto del nuevo material que ya están grabando en estudio para un próximo disco: “Cuestión de Tiempo” y “Sacar Fuerzas de La Nada”, el primero con mucha potencia y sello de la casa, el segundo a medio tempo pero con riffs muy pegadizos. Otras de sus piezas destacadas fueron “Cicatrices” y el clásico de los clásicos que adoptaron como propio “No Vayas Al Parque Hoy” cover de la recordada banda faldense Sexton. Dejando para el cierre la sublime “Itinerante” y culminar así de manera notable su performance sobre el escenario.

La última banda en despedir la fecha revancha que promocionaba el título del evento y ya en un horario no muy conveniente -no solo para la banda sino para los pocos que se quedaron- fue para los históricos APÓCRYPHA, la banda más longeva del Valle de Punilla, residentes en la localidad de Villa Giardino y con una gran actividad a lo largo de sus vientres años de carrera. Se llevaron los pocos pogos que esos cuerpos podían dar y resistir a esa hora de la noche pasadas las 5:00 hs. de la madrugada, aún así sus seguidores y aquellos que aguantaron hasta el final le brindaron su apoyo y la banda supo devolverlos con un show muy acortado en tiempo pero poderoso y enérgico como pocos. La primera de las cuatro canciones del set fue para la heavy y al palo “Volver en Vino”, el tremendo cover del recordado folclorista Horacio Guarany que muy bien la banda plasmara y dejara registro en su tercer disco Convicción Salvaje del 2008. Y para no dejar de pestañear ni un segundo llegaron las descargas de “Buscando Almas”, “El Monstruo de La Soledad” y “De Pié” con las cuales dieron por terminada su violenta y aguerrida función de heavy-thrash.

Realmente una pena que esta banda tenga que pasar por estos momentos y aún más con la trayectoria que tienen a sus espaldas. Esperar casi cinco o seis horas para poder actuar y que ni siquiera lo puedan ver en vivo una cantidad digna de público, me hace ruido primero como espectador y segundo como medio al que representó, el replanteo hacia la organización, -a mi humilde opinión- de comenzar y acostumbrar a la gente que mínimamente asista más temprano a los recitales, haciendo promos de cervezas más baratas hasta cierta hora, descuento en las entradas, buscar otras opciones. Miren si tengo anécdotas de cubrir fechas y llegar al horario pautado como dice en el evento y clavarme una o hasta dos horas porque la primera banda no arranca debido al poco público. Lamentablemente hay que bajar bandas o la otra alternativa es dar comienzo como decía a las 22Hs. a lo sumo 23Hs. Porque parece que ya la gente no se banca fechas de más de tres bandas como pasaba hace muchos años atrás. Las primeras que a su vez también las ve poca gente, pueden completar con éxito su set programado, mientras que las últimas que hacen de soporte tienen que ceder su lista por el tiempo y la poca concurrencia. De más está decir que la banda cartel tiene un horario pautado por contrato y que es lógico, pero he visto en muchos casos que después de su actuación, la mayoría del público desaparece del lugar. No sé si es cultural o de aguante, pero lo que sí sé, es que muchas veces los que asisten no saben reconocer el grandísimo esfuerzo que los grupos hacen para poder tocar en las fechas.

Finalizando esta crónica obviamente no puedo dejar de decir que además de estos tips no menores, fuera de lo del público, el festival de rock y metal que se vivió el sábado por la noche en el nuevo lugar que de ahora en más nos ofrece “La Cueva del Che” en Cosquín fue todo un éxito. Las bandas sonaron un cañón, todas, dieron lo mejor de sí, ofreciendo cada una de ellas sendas presentaciones triunfales. Ni hablar del acto central que fue CTM. Haber podido disfrutar de este monstruo de la guitarra argentina fue todo un placer a mis oídos.

Rubén Rivadera



Compartir:




- Córdoba Cartelera
- Bandas Cordobesas
- Medios y Prensa
- Bares y Espacios Culturales


- Cartelera Internacional
- Enlaces
- Archivo (por Año)

Facebook By Weblizar Powered By Weblizar

Portal Web de noticias sobre el maravilloso mundo del metal nacional e internacional, dedicándonos especialmente a la escena local de Córdoba, Argentina.

 

Licencia de Creative Commons