INICIO | NOTICIAS | ENTREVISTAS | RESEÑAS | CRONICAS | ¡NO TE RINDAS! | REQUIEM | CULTUM | NOSOTROS | STAFF | CONTACTO

EnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsEspañol



EnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsEspañol


Compartir:

3 diciembre, 2018
EARTHLESS – 08/11/2018 – Refugio Guernica

EARTHLESS, MY SLEEPING KARMA, EAGLE TWIN Y WEEDEATER podría haber sido el cartel del jueves 8 de noviembre en el refugio de calle Tillard, y seguramente hubiera sido garantía de calidad y convocatoria… o no, nunca se sabe en estas latitudes con respecto al último tópico; más los nombres que acompañaban a la única banda extranjera que llegaba por primera vez a Córdoba correspondían a bandas locales, elegidas asegurando lo primero: calidad, cuestión que no siempre sucede en este tipo de eventos en los que los factores que se tienen en cuenta son otros, muchas veces en desmedro de la calidad del espectáculo en sí. En fin, en esta oportunidad todas estuvieron a la altura, y el cartel supuesto al principio del párrafo hubiera tenido el mismo impacto si las bandas locales hubieran afirmado ser extranjeras… o no, de nuevo, nunca se sabe.

Puntualmente a las 22:30 hacían la apertura los muchachos de SOMA, locales por adopción, pues originariamente se iniciaron en Neuquén practicando un stoner doom más tradicionalista que el que despliegan actualmente, en el que priman los medios tiempos plúmbeos, los tonos bajos cargados de fuzz, con riffs simples pero altamente adictivos cual mantras milenarios que reverberan en atmósferas psicotrópicas entrelazadas con cortinas de humo y oscuridad. Para lograr este efecto se centran básicamente en lo instrumental, de manera que las voces son usadas esporádicamente, como si de un arreglo más en las guitarras de Mauro Guzmán se tratara, pero aportando un valioso matiz a dichas atmósferas. La ineludible influencia de Sleep sobrevuela toda la obra, que en su mayoría está compuesta por temas nuevos. La labor de Juan Amorosi en los parches es monumental, castigándolos como si su vida dependiera de ello, tocando con toda su humanidad, fluyendo cada golpe de forma orgánica con la música. Ni hablar del muro de graves del bajo de Martín Guzmán, con un despliegue demoledor y una enérgica actitud hardcore. Sin miedo a equivocarme puedo afirmar que Soma es la primera banda que hace verdaderamente honor a la etiqueta Doom en Córdoba, y espero lo sigan haciendo por mucho tiempo más.

Luego sería el turno de FAT GRASS, liderados por Alcohollica en guitarra y voz, toda una institución dentro del under cordobés, y otra demostración de que desde el mismo se puede construir una propuesta de exportación, como el propio músico advertiría en un momento haciendo alusión a las bandas participantes. Como siempre, su stoner doom es visceral, transportando al oyente a distintos estadíos, apelando a un perfecto manejo de los tiempos y las atmósferas, combinando riffs sabbáticos con pasajes propios del sludge (Yob), blues, groove, doom, psicodelia. Todo este combo fundamentado nuevamente como el trío anterior en afinaciones bajas, fuzz y un sonido atronador, en lo cual también tiene mucha de la responsabilidad Franco Mascaró en las cuatro cuerdas. Uno de los momentos álgidos de su presentación llegó con el ya clásico Superstoned con un brillante trabajo de Marcos Sosa en la batería, aporreándola con brutalidad pero a la vez con total precisión en los tiempos, si hasta por momentos la sensación es de estar escuchando una suerte de “doom matemático”, pero ojo, es sólo una vaga percepción, pues la realidad es la descrita anteriormente. En fin, para redondear, cuando una banda tiene la virtud de sorprenderte cada vez que la ves, no hay mucho más que analizar, sólo disfrutar del show.

Pasadas las 00:00hs emergerían del subsuelo del refugio los muchachos de IAH, tal como lo hicieron meteóricamente desde el under regional trascendiendo sus fronteras para hacerse un nombre a nivel mundial como revelación con su primer material, y confirmándolo con el segundo, el que vió la luz apenas pocos días atrás y del cual sonaron casi en la totalidad de los temas. Evidentemente están haciendo las cosas bien, y lo demuestran en vivo tal como suenan en estudio, con su exquisita combinación de space rock con post rock, todo bajo el caleidoscopio psicodélico, claro está. Las atmósferas creadas no son para nada rebuscadas, todo lo contrario, las melodías son simples, al igual que las estructuras, pero están muy bien trabajadas, al punto de convertir el recinto en una nave del tiempo atravesando agujeros de gusano de universo en universo. Esto es logrado gracias a un excelente manejo de los pedales de efecto en el caso de Mauricio Condon, un soberbio laburo de Juan Pablo Lucco Borlera en el bajo propulsando la nave y un José Landin en la batería que parece un VST humano, pues cada golpe está meticulosamente dado con la intensidad precisa para el momento dado, con mucha elegancia además. El hecho de grabar en vivo seguramente debe haber ayudado a pulir esta cualidad (esto en una suposición personal de quien escribe), pues no hay una percusión de más. Lo mismo sucede con sus compañeros, ya que desde la primera hasta la última nota está todo perfectamente proyectado y ejecutado. Definitivamente IAH está para grandes cosas.

Siendo la 1 de la madrugada ya del viernes, harían su aparición en escena los californianos de EARTHLESS, el power trío que llegaba en el marco de su gira latinoamericana por primera vez a nuestra ciudad presentando su reciente trabajo “Black Heaven”. Los precedentes de bandas similares (Radio Moscow en tres ocasiones y Samsara Blues Experiment) auguraban un espectáculo único. Y efectivamente así fue desde el comienzo con las primeras notas de “Uluru Rock” del disco “From the Ages” del 2013, despegando en un viaje cósmico sin retorno atravesando nebulosas de notas ácidas dibujadas por la stratocaster de Isaiah Mitchell, en jams interminables pero efímeros a la vez, ganando intensidad con los minutos, acelerando con el pulso del impresionante Mario Rubalcaba en los parches, un animal frenético derrochando energía de a megatones, pero sabiendo administrarla en los momentos calmos cuando así lo pide el clima creado.

Le seguiría “Black Heaven” del disco homónimo ya mencionado anteriormente, con un arranque a lo Led Zeppelin, para después conducirse por los mismos derroteros psicodélicos que los caracterizan. Imposible no entregarse en cuerpo y alma a tal demostración de libertad, de ausencia de límites o estructuras, imposible no volar con la mente sin perderse en el espacio tiempo. “Electric Flame”, flamante al igual que el anterior, por un instante nos vuelve terráqueos con su formato de canción más tradicional a la que se adaptaron en los últimos tiempos, (¿a pedido de Nuclear Blast quizás?), con la voz de Isaiah tomando protagonismo por primera vez en la noche pero sin dejar de lado las virtudes que los trajeron hasta aquí. La base rítmica del bajo en esta ocasión estuvo a cargo de Rodrigo Toscano en reemplazo de Mike Eginton, supliendo su ausencia sin fisuras y mantienendo la maquinaria aceitada cuando la guitarra es poseída por el espíritu de Hendrix, cuestión que sucede durante toda la noche, y que también queda en evidencia con “Gifted By The Wind”, otro temazo con un riff bien en la vena del mismo Hendrix, siguiendo la tesitura del tema precedente.

Tras un escueto receso, regresaron para despedirse con el clásico “Cherry Red”, cover de Groundhogs incluido como bonus track en el disco “Rhythms From a Cosmic Sky”, que en su momento era una rareza por contener voces, pero que evidentemente en esta nueva etapa ya no lo es. Inmejorable cierre para una noche memorable, que seguramente permanecerá indeleble en las mentes de todos los asistentes, mentes que seguramente no volverán a ser las mismas luego de tal magistral vapuleo lisérgico valvular. Difícil será que se repita algo así, por lo que sólo queda ponderar la apuesta de Noiseground, Bestiario y La Farma, esperando que el tiempo, la crisis y el interés del público vuelvan a inclinar la balanza hacia Córdoba como plaza potable para este tipo de eventos únicos. Por lo pronto las bandas locales toman impulso.

Crónica: Juanlón.

Fotos y vídeos: Rubén Rivadera.



Compartir:




- Córdoba Cartelera
- Bandas Cordobesas
- Medios y Prensa
- Bares y Espacios Culturales


- Cartelera Internacional
- Enlaces
- Archivo (por Año)

Facebook By Weblizar Powered By Weblizar

Portal Web de noticias sobre el maravilloso mundo del metal nacional e internacional, dedicándonos especialmente a la escena local de Córdoba, Argentina.

 

Licencia de Creative Commons