INICIO | NOTICIAS | ENTREVISTAS | RESEÑAS | CRONICAS | ¡NO TE RINDAS! | REQUIEM | CULTUM | NOSOTROS | STAFF | CONTACTO

EnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsEspañol



EnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsEspañol


Compartir:

30 julio, 2018
Entrevista a Tito Müller (Revista Leed Mortales)

Regresando a los reportajes a medios nacionales que van dejando un legado en la escena metálica nacional. En esta oportunidad, les dejamos a un medio que viene portando la bandera del metal desde la Patagonia Argentina, específicamente en Esquel, Chubut. Tito Müller, ideador de la revista “Leed Mortales”, conductor del programa de radio “Oid Mortales” y organizador de variados festivales, nos cuenta en una extensa nota, sus comienzos, decires, saberes, el movimiento del metal patagónico y mucho más. También pueden conseguir la revista impresa a través de la página de Facebook. 

Truenos Metálicos: ¿En qué año comenzaste y cómo fuiste diseñando la idea de armar la revista “Leed Mortales”?, ¿Cuáles han sido tus referentes para poder desarrollar esta revista?

Tito Müller: Buenas colegas de Truenos Metálicos. Para mi es un placer y un orgullo muy grande poder referirme a Leed Mortales en este medio estando algo lejos en cuanto a distancia física pero cerca en el sentimiento, la pasión y las ganas de difundir y compartir.
LEED MORTALES nació en el mes de abril del año 2013 como una especie de “homenaje” por los 100 programas de “Oíd Mortales”, ciclo radial que llevo adelante desde marzo del año 2011 en la radio comunitaria local, FM Kalewche. Para aquel número 1 de 40 páginas, se volcaron notas importantes que se habían hecho en el programa radial, pero también se trabajó material. Siempre tuve la inquietud de realizar algo gráfico porque han sido, y siguen siendo muy importantes los fanzines, revistas y libros físicos en mi formación profesional y personal.
En relación a aquellos medios gráficos y personajes de los medios que me han marcado un poco el camino, tengo que nombrar en primer término a los “viejos” y queridos fanzines o zines (como suele decirse). En mis años de adolescencia, durante la década del ´90, llegaron a mis manos muchas de estas publicaciones alternativas y contraculturales, de lectura rápida, que buscaban generar un pensamiento crítico y tomar posturas. Por suerte se vivían aires de unidad en los lugares que frecuentaba y pude nutrirme de publicaciones vinculadas al mundo del punk, del metal y otros géneros alternativos. También tengo que nombrar revistas Madhouse, el Metalica fanzine y en los últimos años la revista Efecto Metal. Como referentes podría nombrar a varixs pero los resumiría en la figura de ese monstruo y prócer de la comunicación en términos “metálicos” que es el gran Norberto “Ruso” Verea, aunque no sea miembro del mundo gráfico.

TM: ¿Cuáles son los ideales que promueves con Leed Mortales? ¿Por qué realizas la revista, por pura pasión o hay mucho para decir?

Tito Müller: Leed Mortales, como decía anteriormente, nació como la “pata gráfica” de Oíd Mortales, que es “el programa que el heavy metal le dedica a tu realidad”, como decimos siempre. Un programa de radio de corte social en el que hacemos una lectura de los hechos históricos y actuales, con sus diferentes problemáticas y complejidades, desde la mirada del heavy metal. Por esto, Leed Mortales no escapa de esta lógica, es una revista (su contenido, diseño y diagramación han sido pensados para el formato revista y su impresión está más próxima al lenguaje del fanzine) dedicada a difundir, principal y fundamentalmente, a lxs hacedorxs de la escena metalera de la región patagónica, y dentro de ello a dar un panorama del contexto socio cultural de las distintas ciudades que albergan a lxs músicxs, sin sacarle el cuerpo a las problemáticas que atraviesa la región como puede ser la persecución permanente a los pueblos originarios, la instalación de megaminería, fracking, desarrollo de emprendimientos nucleares; problemáticas sociales de todo tipo; cuestiones históricas, etc. La Patagonia es un territorio en disputa permanente donde los pueblos adquieren un protagonismo fundamental a la hora de participar y ser una voz opositora a los atropellos constantes del poder de turno. En esos contextos y en las condiciones geográficas más diversas que puedan imaginar, desde el mar a la cordillera, pasando por la extensa y dura meseta, existen músicxs, productorxs, medios, público en general y demás personas vinculadas a esta contracultura y son quienes adquieren protagonismo en las páginas de la publicación. Soy una persona con convicciones que, además de tener la intención de compartir y difundir, entiendo que con Leed Mortales puedo devolverle al metal todo lo que me ha dado en la vida. El metal ha sido y es muy importante para mí como para cada unx de lxs que se acerca y se deja atrapar por todo lo bueno que se genera, siempre sin idealizar, ya que se estaría incursionando en un error.

TM: ¿Cómo te organizas y diagramas las entrevistas, crónicas, columnas? ¿son varios los que apoyan las ediciones?

Tito Müller: A medida que han transcurrido los números he podido nutrirme de material, conocer más bandas, más lugares, más escena. Me gusta conversar con la gente que habita los distintas ciudades de la Patagonia y acercarme a su movida, a su historia, saber qué medios existen, conocer a las bandas pioneras, a las que dejaron legado, a las que siguen y aparecen, a las que desarmaron y formaron distintos proyectos…Entonces, de acuerdo a esto y a estar atento a lo que va sucediendo en cuanto a fechas, repercusión, trayectoria, grabación de material, esfuerzo, compromiso, gusto personal (porqué no), voy armando los sumarios tentativos de cada número. Tengo una lista larga de bandas de la región a la que le sumo a otrxs actorxs como fotógrafxs, productorxs, medios radiales, gráficos, dibujantes y artistas en general, público, etc. Con esos nombres voy armando cada número de acuerdo lo que considero apropiado y que esté a mi alcance sabiendo que debo tener material para llenar las 28 páginas y cubrir, además, las secciones fijas que son: Personajes, Metal Antimetales y Medios amigos y del palo. Las reseñas de fechas por lo general son escritas por mí, aunque siempre hay gente dispuesta a colaborar en los distintos puntos. Las notas a bandas las hago en vivo y directo, por teléfono y de no ser posible o resultar complicado las paso por redes sociales. A las que hago en directo, luego las desgrabo y las vuelco al papel.
Leed Mortales tiene una tirada actual de alrededor de 120 ejemplares, he aumentado en 20 números la tirada original que fue de 100 ya que se consiguió dar un salto adelante en la presentación con la posibilidad de contar con tapa y contratapa full color. Esto le dio otra presencia y cada vez más gente empezó a brindar su aguante adquiriendo el ejemplar. Leed Mortales se distribuye en Esquel, Comodoro Rivadavia, Neuquén y Cipolletti, Viedma, Puerto Madryn, Mendoza, Córdoba, Provincia de Buenos Aires, Capital Federal, incluso ha llegado a Catamarca, Río Grande en Tierra del Fuego, Puerto Santa Cruz, Caleta Olivia, Chos Malal (norte de Neuquén), San Martín de los Andes y Junín de los Andes, Santa Rosa (La Pampa); Bahía Blanca, Santa Fe, Entre Ríos… Incluso ha sido llevada al Uruguay y hay algunos números en Chile. Como siempre digo, mientras haya lectores y gente dispuesta a colaborar con el medio, Leed Mortales seguirá circulando.

TM: Llevas más de 6 años con la revista, lanzando números a medida que puedes ¿Qué anécdotas recuperas de aquellas primeras ediciones y alguna de las actuales?

Tito Müller: Leed Mortales aparece de manera regular cada 3 meses: marzo, junio, septiembre y diciembre. En este recorrido de casi 6 años completos he aprendido mucho, creo que es fundamental tener ganas de escuchar y de aprender. Entiendo que el medio que unx tiene bajo su responsabilidad, no debe ser empleado para intentar ser más importante que lo que es importante y si para habilitar un espacio para pensar y decir, sin censura de ningún tipo, con las libertades pertinentes, haciéndose cargo de cada palabra. Anécdotas hay varias por que han sido muchos momentos los vividos y las notas se han dado en lugares y tiempos particulares. Además, suelo involucrarme bastante con cada entrevistadx, investigar, estudiar un poco el recorrido, leer otras notas hechas en caso de existir y poder acceder. Los primeros 11 números salieron completamente en blanco y negro, algunos (6 y 7) tuvieron la particularidad de llevar en sus “entrañas” (hojas del centro), un suplemento denominado “Yacimiento Metálico” en el que se destinaban 4 páginas a la escena de Comodoro Rivadavia y estaba a cargo de la colega Andrea Gallardo del programa de radio “Aleación 14” y realizadora del zine “Abaddon” que ya no está “activo”. Otro dato de color que me gustaría resaltar de aquellos primeros números, fue una investigación que hice sobre el “Arbol genealógico del heavy nacional” y que publiqué en exclusiva para Leed Mortales 2, 3 y 5. Para desarrollar este árbol, lo que hice fue seguir la trayectoria de cada músico que había estado en bandas y tomé a 3 agrupaciones como centro de árbol: V8, Riff y Lethal. En estos momentos sigo trabajando en el mismo, ya que se han producido nuevos “desprendimientos” de músicxs en los últimos años lo que trae aparejado el nacimiento de nuevas agrupaciones. Por último, me gustaría señalar que Leed Mortales Nº4 (marzo de 2014), estuvo dedicada pura y exclusivamente a la mujer. Todos los artículos, entrevistas, notas y demás se refieren a mujeres y son ellas las protagonistas.
De la nueva etapa de Leed Mortales, que arrancó con el Nº 12 en el que se pudo sacar con tapa y contratapa full color, puedo destacar, además de esto, el Nº 14 de septiembre de 2014 en el que se incluyó un póster de Megadeth elaborado a partir de una fotografía tomada por mi mismo durante la cobertura del show de la banda en la ciudad de Neuquén. También tengo que decir que, en este 2018, la idea es que cada número contenga un regalo para lxs lectorxs: el Nº 20 del mes de marzo contiene un calco con el logo de la revista y el Nº 21, aparecido a finales de junio, trae un poster full color tamaño A3 de Azeroth (cortesía de la banda). Los dos números restantes del año también vendrán con obsequios, pero lo mantengo como sorpresa. Por último, me gustaría remarcar algo muy importante en lo particular pero fundamentalmente para la escena latinoamericana: durante esta segunda etapa, Leed Mortales se dio el gusto de realizar las primeras notas internacionales: Sátira de Puerto Montt, Blind Cult (actualmente Human Vestige), de Los Ángeles, Soulburner, de Concepción y Letal Cross de Santiago, todas bandas de Chile más los Adamantium de Montevideo, Uruguay.

TM: Sabemos que es muy difícil sostenerse en el tiempo y más con una revista impresa/formato físico auto gestionada en el sur de nuestro país. ¿Cuáles son esos elementos que facilitan sostenerse en el tiempo con una revista dedicada exclusivamente a la difusión del género metálico en el Sur de nuestro país en estos tiempos de redes sociales digitales y/o webzines?

Tito Müller: Leed Mortales nació para ser impresa. Nunca concebí la posibilidad de que apareciera en formato digital. Hay un poco, bastante, de romanticismo en esto, pero entiendo que es algo que no debe perderse y que es la posibilidad de lo analógico, de lo tangible, de sentir el papel, el olor a tinta, poder llevarla a todos lados sin depender, para su lectura, de una batería o un enchufe. Poder pintarla, subrayarla, resaltar párrafos, ideas, etc. Para que esto fuese y sea posible se cuenta con la colaboración de todxs y cada unx de lxs lectorxs, pieza fundamental en la existencia de Leed Mortales; son ellxs quienes bancan el medio que refleja parte de lo que es nuestra escena. A lo largo de estos años esto ha sido una constante a lo que se sumó, desde el Nº 12, año 4, marzo de 2014 con la aparición del color en las páginas, la colaboración de auspiciantes, en su mayoría pequeños comerciantes de la ciudad de Esquel que, con su aporte, solventan el costo de la impresión a color para no cargar el número final de venta sobre el lector o la lectora.
Entiendo que hay una saturación importante en el universo virtual/digital y es por eso que apuesto fuerte al formato físico, como una posibilidad más, como una manera de no abandonar legados y de seguir existiendo en “cuerpo y espíritu”.

TM: ¿De qué manera se auto gestiona la revista, más allá de su venta?

Tito Müller: Son lxs auspiciantes quienes, con una contribución anual, solventan parte del costo que implica poder sacar en formato físico cada número. La idea es cubrir los costos anuales, pero también lograr que quede un remanente de dinero que es destinado a la organización de recitales acá en la ciudad. Específicamente me refiero al festival de metal patagónico “Forjando Mortales” que llevamos a cabo hace 4 años y que en septiembre tendrá su quinta edición. El festival es independiente y auto gestionado y parte de los aportes llegan desde Leed Mortales. Por otro lado, me gustaría aclarar que este medio no les cobra a los programas de radio, ni a las bandas ni a ningún artífice de cualquier expresión vinculada a nuestra querida cultura metalera por aparecer en sus páginas.

TM: ¿Qué bandas locales emergentes y consolidadas puedes recomendar actualmente de la provincia de Chubut o del Sur de nuestro país?

Tito Müller: Es una pregunta que exige mucha responsabilidad en la respuesta. En primer término, porque considero que todas las bandas merecen ser nombrada por el esfuerzo y la dedicación que implica hacer metal, sea en el lugar que sea. Por otro lado, tengo que decir que mantengo vínculos afectivos con muchísimas agrupaciones de la región y temo no ser demasiado objetivo al respecto y, por último, no hay que perder de vista que hay algunos sub géneros con los que me identifico y entiendo más que otros, aunque siempre trato de aprender y ser lo más amplio posible. Aún así no voy a escaparle al bulto y voy a nombrarte a algunas bandas que considero muy importantes en la región y que no se pueden pasar por alto si se quiere tener una idea del metal por estos lados. Bandas legendarias como CEGADOR de Comodoro, SUBURBIO de Bariloche, DOGMA de Neuquén con sus sonidos bien heavy metal; bandas de gran trayectoria como MONASTERIO de Neuquén, WERKEN de Comodoro Rivadavia, ALEACIÓN BINARIA de Bariloche, KARRAS y SOCIAL SHIT de Río Grande, Tierra del Fuego; RAZZIA de Comodoro Rivadavia, VOMIT OF DOOM de Fiske Menuko (Gral Roca); AVERNO de Puerto Madryn; SINDROME de Caleta Olivia, INFAME de Cipolletti. En el plano de banda emergentes, de gran despliegue, con mucho recorrido en “pocos” años, excelente nivel compositivo y grandes trabajos discográficos puedo citar a INDUXIÓN MENTAL de Centenario, Neuquén; KÖNNEN de Neuquén, DICIONYS de Lago Puelo, Chubut; ARKHAM de El Bolsón, Río Negro; CERPIÓN de Pico Truncado, Santa Cruz; LÁPIDA de Cutral Có, Neuquén, BLOOD INFECTED de Fiske Menuko (Gral Roca), Río Negro; ANXIOUS y TÓXICA de Cipolletti; DICTATORSHIT de Puerto Santa Cruz, Santa Cruz. En lo emergente son muchísimas las agrupaciones que destacan: KASSIUZ de Pico Truncado, Santa Cruz; NOVISHOK de Comodoro Rivadavia; AVERSUS y ABADDON de Neuquén; DESIGNIO de Puerto Madryn; SINFÓNICA de Bariloche; DEMENCIA MUNDIAL BASTARDA de Cipolletti, Río Negro; SICOMETAL de Viedma, Río Negro; INVASZION de Comodoro Rivadavia, y me quedo muy corto…
Para cerrar esta parte de la pregunta me gustaría destacar a aquellas bandas que presentan un estilo particular de metal al que suele llamársele “Metal patagónico” y que estilísticamente se encuentra entre la propuesta musical y lírica del llamado metal argento (entiéndase: V8, Hermética, Horcas, Almafuerte, Malón, Harpoon, y demás) al que se agregan elementos del folclore regional, instrumentación y lenguas nativas de la región; con un marcado compromiso social y un claro mensaje de reivindicación de las culturas ancestrales y a la cultura nacional en sus letras. Por nombrar algunas: NEYEN MAPU de Paso de Indios, Chubut; KEMENASH de Puerto Madryn, Chubut; VOLKANINKA de Trelew, Chubut; KELENKEN de Comodoro Rivadavia; HANTA de Esquel, Chubut; AWKAN de Junín de los Andes y EDAD DE PIEDRA de San Martín de los Andes, Neuquén.
Existe también una importantísima movida extrema en la Patagonia, sobre todo en la zona sur de la provincia de Chubut, norte y sur de Santa Cruz; San Carlos de Bariloche y zona del Valle Medio en Río Negro; y en la provincia de Tierra del Fuego.

TM: La Patagonia se caracterizó siempre por ser rebelde. Al leer los números que me enviaste interpreto que es una forma de vivir, al igual que escuchar y sentir el METAL. ¿Qué características particulares podrías agregarle a esta apreciación?

Tito Müller: La Patagonia ha sido, históricamente, un territorio olvidado, alejado de las grandes urbes y con una mirada de subestimación y/o de romanticismos hacia él por un lado y por otro, un territorio de “sacrificio”. La Patagonia fue y sigue siendo un territorio en disputa, un territorio muy extenso y con gran cantidad de recursos naturales. Esta tierra sigue destilando sangre, sudor y recurso natural. El clima se torna bastante hostil en muchos pasajes del año y las distancias, el frío, los vientos y siglos de olvido y de atropellos hacen que sus pobladores adquieran características particulares. La lucha y la resistencia de las naciones originarias, sumada a la interacción con el criollo y el consiguiente mestizaje que esto trajo aparejado, conformó entramados sociales en los que el despojo y la violencia del poder siempre estuvo a la orden del día y ante eso, la lucha y la rebeldía se hicieron formas de vida. Claro que lo estoy planteando es una generalidad, y que cada provincia, cada zona específica tiene su idiosincrasia y particularidad, pero hay elementos comunes. La Patagonia tiene zonas ricas en recursos hidrocarburíferos, zonas industriales, zonas de cultivos, recursos pesqueros, represas hidroeléctricas, grandes fábricas y cadenas de comercios, mucho turismo de elite en las diferentes estaciones del año, grandes extensiones de tierra en pocas manos, inmensos latifundios y una historia feroz de atropellos, de colonialismo y de avasallamiento que parece no tener fin; pero también importantísimas e inolvidables historias y presentes de lucha (Gastre, Cutral Có, Esquel, Comodoro Rivadavia, Cushamen, Leleque, etc.). En esos contextos nacen las bandas, integradas por personas de diferentes orígenes, pero con pasados y presentes más o menos comunes. Entiendo que estas características, sumadas a las enormes distancias y escasa densidad poblacional, hacen de nuestra escena algo particular y maravilloso: todo cuesta el doble y por lo tanto se vive y se disfruta de esa manera. En mi caso particular y por mi labor como difusor de la escena, he tenido y tengo la posibilidad de interactuar con mucha gente y he podido llegar a muchas ciudades a ver bandas y conocer a lxs hacedorxs. Con muchxs he establecido vínculos muy fuertes y verlos 1 o 2 veces por año es un hecho hermoso que se disfruta a pleno. Acá las puertas de las casas de muchxs de nosotrxs están abiertas para quienes anden de paso, o vengan a tocar o simplemente tengan ganas de visitar los distintos lugares. En las distintas localidades de la región tratamos de cuidarnos, de respetar los lugares donde se puede tocar, de bancar a las bandas y hacer crecer la escena. Por ello también considero que las bandas de acá, en cualquiera de los estilos que desarrollen, tienen ese “toque especial” que las torna un poco más cálidas, un poco más “humanizadas” que en otros lados, sin perder profesionalismo.

TM: Desde tu lugar, ¿Cómo observas la escena local y nacional (Público, bandas, productores, lugares, etc.) ¿Qué se debería o podría mejorar y que te gustaría que se sostuviera?

Tito Müller: En cuanto a lo local, en la ciudad de Esquel, lo que puedo decir es que la escena es chica pero que crece. Crece en público, crece la calidad de shows que se brindan, crece en registro de material por parte de las bandas. En estos momentos hay cuatro o cinco bandas activas y se realizan dos o tres fechas por año. Las fechas son autogestionadas. Una de ellas la realizamos con mi banda (Hanta) y la otra es el ya nombrado “Forjando Mortales” al que hacemos desde la radio, sumado a la banda y otros amigos del palo. Acá cuesta todo mucho, tenemos que pagar desde el lugar hasta el sonido, a las bandas les garantizamos traslado, alojamiento y comidas. La idea es pasar un buen momento, brindar un buen show y para eso ponemos lo mejor desde el backline hasta las luces. El gran problema de la ciudad sigue siendo los lugares aptos y acordes para armar fechas y el poco interés que se tiene desde los espacios de cultura gubernamentales para el desarrollo y la expresión del metal. Sin embargo, como no nos gusta quedarnos quietos, seguimos armando fechas porque creemos en esto, porque nos gusta encontrarnos y porque apostamos al metal. Sin dudas muchxs de nosotrxs no seríamos la misma persona si el metal no hubiese llegado a nuestras vidas.
Cómo dije en varios pasajes anteriores de la nota, la escena patagónica es impresionante, es de mucho esfuerzo y lucha y Esquel no escapa a esta lógica. Hay excelentes bandas en todos los estilos, hay un público que siempre dice presente y colabora comprando su entrada y adquiriendo el material de las bandas y existen productorxs que, a pesar de muchas dificultades de logística y sobre todo económicas, siguen apostando al desarrollo de la escena. Hace algunos años se ha producido un acontecimiento muy importante como es de la llegada de bandas de renombre internacional a la región como fue el caso de MEGADETH, SEPULTURA y BRUJERÍA, por nombrar algunas y que este año en particular continuará su ciclo con la presencia de JUDAS PRIEST, ACCEPT y DESTRUCTION entre otras. También nos visitan las bandas consagradas en el plano nacional y por supuesto las grandiosas bandas de nuestro querido under. Existen actualmente dos grandes “capitales” metaleras patagónicas: Neuquén/Cipolletti y Comodoro Rivadavia (con la particularidad de ser los dos centros de mayor concentración poblacional de la región)
En cuanto a la escena nacional creo que es muy diversa, que tiene muchos aspectos positivos que la hacen rica y variada y otros que aún no permiten un crecimiento mayor en cuanto a afluencia de público y a la superación de algunos “vicios”. Como punto importante y fundamental hay que nombrar el trabajo que hacen las bandas, el esfuerzo para juntarse a ensayar, para componer y para grabar material. Creo que Argentina es un país donde el metal es muy variado y hay bandas de altísima calidad en todos los estilos, bandas de una profesionalidad impresionante que se preocupan por hacer bien las cosas. Este aspecto, sumado a la asistencia de un público que hace el aguante y que entiende que de compartir se trata, hacen de nuestra escena nacional algo maravilloso, sin idealizarla ni mucho menos, no soy de lxs que hablan de hermandad ni de lxs que dejan de ver aspectos negativos (que los hay y muchos) pero siempre me gusta destacar lo que sirve, lo que ayuda a que esto crezca por sobre las mezquindades e idioteces.
Entiendo que el fenómeno de la virtualidad ha cambiado muchas de nuestras prácticas y que hoy por hoy, existe un fenómeno complejo de dependencia a ella. Me parece central poder ser críticxs de esto, sin caer en fundamentalismos para ninguno de los dos lados, apoyar a las bandas virtualmente, pero es fundamental poner el cuerpo asistiendo a los shows y comprando material físico o en las plataformas virtuales. Creo que hay una saturación digital producto del bombardeo permanente de información que no nos permite digerir, nos asfixia y muchas veces nos paraliza. Contra eso hay que poner el cuerpo, adoptar criterios de selección, ser amplios y no perderse jamás la enorme posibilidad de conocer cosas nuevas y de compartir físicamente con otrxs estos caminos maravillosos que nos brinda el heavy metal.

TM: ¿Qué momentos han sido significativos en estos años que llevas difundiendo el metal en Chubut a través de la revista?

Tito Müller: La verdad que me han pasado cosas muy grosas e increíbles en el plano personal con Leed Mortales. Me siento orgullosos de llevar este proyecto adelante porque hay mucho trabajo de bandas y de distintxs actores que hacen a nuestra escena en sus páginas, esto es lo que más me enorgullece y llena de satisfacción saber que en distintos puntos de la región, el país y porque no el continente, hay gente conociendo nuestro metal. Creo que de esta forma se cumple el objetivo fundamental que es compartir, porque como digo siempre, si no es para compartir, no sirve.
Es muy lindo saber que hay gente atenta a la aparición de cada número y a la llegada de Leed Mortales a su ciudad, me resulta increíble por impensado que esto suceda y me suma una gran cuota de responsabilidad de la que me hago cargo. Me han pasado cosas curiosas como poder ser acreditado como prensa para el show de Megadeth en Neuquén y vivir algunos minutos a metros del escenario y estar en un mano a mano muy emotivo a altas horas de la madrugada en un hostel de Bariloche con Anton Reisenegger de Criminal o el gran Mario Ian. He podido entrevistar a muchísimxs músicxs de la región, tener extensas charlas telefónicas o en vivo y directo, conocer lugares, cubrir fechas, creo que todos estos ingredientes y momentos hacen de Leed Mortales algo muy importante en mi vida.

TM: Mensaje final para los lectores de Truenos Metálicos!

Tito Müller: Quiero mandarles un abrazo grande a lxs lectorxs de Truenos Metálicos, felicitarlxs por adquirir el material o por tener ganas de leer, de conocer, de crecer y de hacer el aguante como se dice siempre. Un abrazo y cariño especial para el staff de la publicación, sabemos lo difícil y duro que es llevar esto adelante pero que se hace parte nuestra y no lo podemos evitar. La Patagonia los espera para cuando gusten y puedan, seguramente se llevarán de nuestra escena un gran recuerdo para compartir y atesorar por el resto de sus vidas. Escuchen a las bandas, asistan a recitales todas las veces que sea posible, apoyen la movida porque depende del esfuerzo de cada uno de nosotrxs que esto no muera. Salud y libertad! Un servidor.



Compartir:




- Córdoba Cartelera
- Bandas Cordobesas
- Medios y Prensa
- Bares y Espacios Culturales


- Cartelera Internacional
- Enlaces
- Archivo (por Año)

Facebook By Weblizar Powered By Weblizar

Portal Web de noticias sobre el maravilloso mundo del metal nacional e internacional, dedicándonos especialmente a la escena local de Córdoba, Argentina.

 

Licencia de Creative Commons