INICIO | NOTICIAS | ENTREVISTAS | RESEÑAS | CRONICAS | ¡NO TE RINDAS! | REQUIEM | CULTUM | NOSOTROS | STAFF | CONTACTO

EnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsEspañol



EnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsEspañol


Compartir:

16 junio, 2018
EVIL CONFRONTATION FESTIVAL OPEN AIR – 18-19/05/2018 – Mostazal, Chile

A medida que se iba conformando la grilla y confirmando los nombres de las bandas de lo que sería la tercera edición del Evil Confrontation Festival en el país vecino, los astros comenzaron a alinearse y los números a ceder para poder emprender la travesía de tres días que esto suponía. Así fue que poniéndonos manos a la obra nos contactamos con la producción del mismo y nos fuimos empapando de lo ambicioso del proyecto. Incluso la descripción del propio evento era más que seductora: “3 días de Festival con 2 días de shows en vivo, lleno de actividades focalizadas en lo medieval todos los días. Conciertos desde las 11 AM hasta las 2 AM del día siguiente. 26 Bandas en escena. 13 Bandas Internacionales. Camping, feria medieval, cervecería, gastronomía”. La expectativa a esta altura ya era inmensa, ni hablar de la ansiedad. Llegado el día y con todo cocinado, hacia allí partimos.

VIERNES 18 – Día 1

El aeropuerto Ingeniero Ambrosio Taravella de Córdoba se encontraba bastante concurrido para el mediodía, horario en que arribamos al mismo para despachar las valijas y embarcar previo café y demás menesteres habituales en este tipo de vuelos internacionales. Poco más de una hora de vuelo después estábamos pisando suelo chileno, menos de lo que demoró el viaje en tren desde Santiago hasta San Francisco de Mostazal, locación llamada a ser la sede del mentado evento. Ni bien caminados un par de metros de la estación, se anunciaban los buses que partían hacia el predio de la Hacienda Picarquín, donde se nos dio la acreditación de prensa prometida y se nos asignó la cabaña correspondiente, con formato símil camarote conformados por literas cómodas y limpias. Siendo aproximadamente las 21hs, y ya instalados nos movilizamos hacia la zona del escenario guiados por las luces y el atronador sonido que rompía la calma de aquel paraje al pie de las montañas. El mismo era imponente, a la altura de lo que se esperaba. A su alrededor tiendas de comidas, food trucks, cervezas artesanales, ferias de discos y merchandising. En la parcela contigua se encontraba el asentamiento medieval junto a la feria de artesanías. Una vez recorrido el predio y degustado algunas de las opciones etílicas y gastronómicas nos dispusimos a esperar la presentación de DEATHSVN, la banda de Valparaíso que estaba programada para el domingo pero que se presentaba el viernes también con un set dedicado a su anterior proyecto METAL GRAVE, no sin antes presentar algunos temas de sus trabajos más recientes, que fueron muy bien recibidos. Sin embargo lo que todos estaban esperando era el repaso del “The Eternal Flame of Deception”, con su poderosa descarga de Heavy Metal tradicional a la Mercyful Fate, con alguna que otra tendencia hacia el speed metal muy bien ejecutado. Muy buena manera de comenzar a desandar este festival, lamentablemente no llegamos a tiempo para ver las anteriores bandas PRAISE THE FLAME, DICTATOR y VENUS TORMENT.

Luego vendría el turno de LOS DUROS, al igual que los anteriores oriundos de Valparaíso, con miembros de Necroripper practicando un metal punk bien crudo y agresivo con bastantes elementos crusties y una gran actitud arriba de las tablas haciendo honor a su lema “el odio es lo que nos alimenta”. Imposible resistirse al pogo. Sonaron temas de su demo “Duro Subterráneo” para ponerle calor al final de la fría primera noche de malvada confrontación. Regresamos a las cabañas para reponer energías porque esto recién estaba empezando.

SÁBADO 19 – Día 2

Un generoso sol del sábado por la mañana nos invita a arrancar temprano en busca del desayuno que encontraríamos en una de las tiendas ubicadas enfrentadas al escenario, y quedaría tiempo para recorrer las inmediaciones de la hacienda en busca de provisiones a falta de proveeduría en el interior del mismo (aspecto a tener en cuenta para la próxima edición).

El inicio de la jornada estaba programado para las 11 de la mañana con CEMENTERIO, los jóvenes de Valdivia que traían su Heavy Metal a la NWOBHM en castellano para ir calentando los motores, con un buen trabajo en las armonías de las dos guitarras, pero con una performance bastante tímida y estática ante una audiencia que todavía no terminaba de arrancar. Aun así aprovecharon muy bien su oportunidad presentando temas del EP debut del 2016, “Infausto”.

Inmediatamente después sería el turno de los colombianos de AXE STEELER, enarbolando la bandera del Heavy Metal clásico no sólo en lo musical, sino también en lo estético, con gran dinámica en la composición de los temas que era igualmente transmitida por sus músicos en escena, pasando de andanadas cercanas al thrash, más que nada en cuanto a la velocidad, a secciones ligadas al hard rock en sus machaques. Todo esto avalado por una gran ejecución de los instrumentos y un notable carisma de su vocalista coronaron el muy buen paso por este festival para la banda de Medellín. Mientras tanto el escenario se vestía de negro con ornamentaciones portando el logo del Evil Confrontation en dorado.

Acto seguido hacían su aparición los locales de HELLISH, como un verdadero tanque de guerra desplegando sin piedad su poderoso arsenal de Thrash Metal haciendo honor a la vieja escuela alemana, con una importante dosis de primitivo Black. Su sonido agresivo, sucio y veloz remite a Destruction o Kreator, tocado con muchos huevos especialmente por Necromancer (bajo y voz) y con una imagen en la que predominan el cuero, el jean, las tachas, las cadenas y los cinturones de balas, como ocurriría con gran parte de las bandas participantes. Demoledor, confirmando lo que se puede escuchar en su discografía. Aprovechamos el break para ir a almorzar en un modesto comedor adyacente al predio, con la cálida y atenta atención de su dueño quien nos contó de su pasado minero y algunos datos del lugar.

Tras el receso los peruanos de MANDRÁGORA serían los encargados de retomar la programación cerca de las 16hs, con su Heavy/Rock fiestero y entretenido, lleno de los clichés propios del estilo pero bien hecho, y que además, sería la única banda de la grilla en contar con una front woman a cargo de la labor vocal, potente y afinada, bastante locuaz en su comunicación con el público que respondió de buena manera, redondeando así una actuación contundente.

Luego llegaría el turno de los locales MASSIVE POWER, quienes con una dilatada carrera sobre sus hombros y con solo un disco de gran factura editado en 2013, llegaban para demostrar por qué son considerados toda una institución en esto de hacer Thrash Metal en tierras trasandinas. A diferencia de los anteriores, su estilo está más basado en los sonidos de la Bay Area, personalmente me recordaron en considerable medida a Testament, sin acudir tanto a la velocidad pero sí a la fiereza y a la dureza en su ejecución, bastante cruda por cierto también, con las líricas y coros característicos de los estadounidenses. Más que contundente show que además contó con un constante ida y vuelta con el público cómplice.

Como para continuar con la intensidad bien arriba llegaban los mexicanos VOLTAX, Heavys hasta los huevos, prolijos, precisos y compactos más no por eso menos potentes, con una energía arrolladora además de una muy buena presencia y entrega escénica. Contando con un batero que es una maquinita sumando la voz soberbia de Jerry Aguirre, poderosa más siempre entonada en los falsetes. Haciendo hincapié en su última placa “No Retreat… You Surrender” del 2017 sonaron “El Fin”, “Broken World”, “This Void We Ride”, “Go With Me” y “Explota”. Además hubo tiempo para invitar a Javier Alvaradejo Barrientos de Ikelos para hacer “Acero Inmortal”. Álgido momento de la noche que ya empezaba a castigar con sus bajas temperaturas invitando a degustar una brocheta de pollo con alguna bebida espirituosa.

A continuación hacía su aparición LUCIFER’S HAMMER, uno de los nombres más sobresalientes de la escena chilena en los últimos tiempos (al menos de los que han llegado a nuestros oídos cruzado la cordillera), esgrimiendo con total eficacia y soltura su Heavy Metal de tónica británica marca Maiden, con sus clásicas cabalgatas, sin salirse nunca del libreto eso sí, pero con composiciones consistentes y un excelente laburo tanto de las violas dobladas (en el sentido armónico, claro está) como de las cuatro cuerdas, siendo el punto más flojo las voces, lo mismo sucede en los discos, cuestión que de solucionarla buscando algún cantante le sumaría varios puntos (a mi humilde forma de ver). De cualquier forma, no afectó a la excelente presentación del cuarteto santiagueño confirmando las sensaciones que traíamos con respecto a ellos. Sonaron temas como “Traitors of the Night”, “Justice Denied”, “Dying” entre otros.

Prosiguiendo con la programación, irrumpirían en escena los primeros visitantes del viejo continente, los suecos de DEAD LORD, con toda la soltura y frescura de su Hard Rock vintage, irradiando buena onda desde el momento en que pusieron el primer pie arriba de las tablas, dispuestos a hacer pasar un buen momento a la audiencia que por un momento se olvidó del frío. Inquietos y frenéticos, especialmente Hakim Krim, quien hacía las veces de guitarrista, cantante y humorista (?), señalando a cada momento cómo debía sonar una guitarra eléctrica, o presentando a sus compañeros de grupo con epítetos desopilantes y exagerados, tal fue el caso en que afirmaba en reiteradas ocasiones que su baterista era el más “fachero” del mundo. Temas como “Onkalo”, “Don’t Give a Damn”, “Strained Fools”, “Hank” entre otros fueron interpretados de manera impecable y con un sonido prístino. Luego se lo vería al mismo Hakim deambulando por el predio envuelto en una colcha.

COMMUNION sería la única banda Black del día, acorde al clima reinante y representando un drástico cambio en la atmósfera con respecto a la banda anterior, pero que no afecto en lo más mínimo en la recepción de la gente. Una antorcha a la izquierda del bajista/vocalista se mantuvo encendida durante todo el set, aumentando el misticismo y el espíritu maligno de la banda. Su estilo denota una clara inclinación hacia el lado thrash del género, influenciado por el primer Bathory, Venom y Sarcófago, con todo lo que esto significa. Admito no conocerlos de antemano, a pesar de haber traspasado los límites de su país llegando al hemisferio norte, pero me dejaron una muy buena primera impresión, por lo que los recomiendo a todo aquel fiel cultor del género.

Según lo que rezaba la grilla que hasta ahora se había respetado al pie de la letra, Bölzer sería la próxima banda, pero en cambio, en su lugar llegaría el plato fuerte de la noche, lo que la mayoría del público estaba esperando, DEMOLITION HAMMER. Luces blancas de reflectores en un escenario a oscuras con sonidos de sirenas y descargas de ametralladoras van preparando el terreno a modo de intro para “Skull Fracturing Nightmare”, tema que también abre su segunda placa “Epidemic Of Violence” para continuar con “Neanderthal” del clásico “Tortured Existence”, y volver a la segunda con el tema que le da nombre para destruir todo a su paso con su poderosa energía de impacto. A no dejarse llevar por el aspecto que pueden dar esas blancas cabelleras que portan los titanes Steve Reynolds y James Reilly, pues la entrega y la intensidad que derrochan ambas leyendas arriba del escenario es monstruosa. Su actitud agresiva es acorde al furioso embate de los temas que se van desarrollando uno atrás de otro sin piedad repasando ambas placas mencionadas anteriormente, completando la lista en el siguiente orden: “Crippling Velocity”, “Carnivorous Obsession”, “Hydrophobia”, “Omnivore”, “Infectious Hospital Waste”, “Aborticide”, “Human Dissection” para finalizar con “44 Caliber Brain Surgery”. La audiencia totalmente consustanciada con la causa respondió a cada arenga de Reynolds redoblando la apuesta con un mosh criminalmente violento. De esta manera los estadounidenses demostraron que siguen vigentes y que a pesar de su larga inactividad volvieron más enteros que nunca. Importante remarcar también que los mismos estuvieron desde tempranas horas recorriendo el predio como si fueran uno más del público.

Difícil superar lo que habíamos presenciado, pero los que tendrían la difícil tarea de continuar con la programación tenían cartel de sobra para hacerlo, ANGEL WITCH, los británicos que fueron parte importante de la NWOBHM con un disco clásico como el homónimo en el cual prometían concentrarse. Y cumplieron, ya que la mayor parte del set estuvo dedicada a dicha placa, sonando “Gorgon”, “Confused”, “Atlantis”, “Sorcerers”, “White Witch”, “Angel of Death” y “Angel Witch” que fue coreado entusiastamente por la gente que ya empezaba a mostrar síntomas de cansancio y congelamiento. También incluyeron en la lista “Baphomet”, de su primer Demo de 1978, “The Night is Calling”, tema nunca grabado en estudio, y algunos de su álbum “As Above, So Below” del 2012 como “Into The Dark”, “Dead Sea Scrolls” y “Guillotine”. Un show sólido, completo y sobrio, quizás un poco frío de parte de Kevin Heybourne, su miembro fundador y alma matter, a quien se lo notó bastante fastidioso por el sonido y quizás también por el horario (?), no lo sé, pero esto no impidió que su performance sea brillante, al igual que la del resto de sus laderos, ni que los amantes del mejor Heavy Metal se fueran totalmente satisfechos.

Esto último ocurrió literalmente, ya que en gran cantidad la gente comenzó a buscar cobijo a pesar de que aún faltaba otro de los platos fuertes, BÖLZER. El dúo suizo que estaba programado para más temprano se presentaba por primera vez en el marco de este festival, desplegando su implacable y retorcida forma de hacer Blackened Death Metal, con toques Sludge/Post Metal que lo hacen muy atmosférico, oscuro, harto técnico y vanguardista, muy difícil de clasificar, incluso de digerir para oídos que no estén acostumbrados a la experimentación, pero soberbiamente ejecutado sin perder la brutalidad. Luces azules iluminaron el escenario durante todo el setlist, que junto a los samples que sonaron como intro/outro dieron un toque de misticismo a su actuación. La particularidad de ser un dúo despierta cierto escepticismo de antemano sobre el vivo, ya que si bien es algo que sucede muy a menudo en estilos como el grindcore, el power violence entre otros, en el género que practican los de Zúrich es muy raro verlo ya que suelen quedar vacíos importantes. Sin embargo este no es el caso, su despliegue es titánico, llevando sin fisuras y lo más cercano posible a lo que se escucha en estudio al directo, con una técnica y precisión envidiable de parte de KzR en voces y guitarra de 10 cuerdas (de las cuales cortó una… no me pregunten cuál) y HzR en batería. Sonaron temas como “Roman Acupuncture”, “Zeus”, ”…Seduced of Hearts”, “Hero”,” The Archer”, el monumental “I Am Ill” entre otros. Hipnóticos.

Lamentablemente hasta aquí nos dio el cuero, la gélida madrugada nos estaba pegando una paliza hasta el punto de no sentir los pies, por lo que con el último acorde de Bölzer partimos raudos hacia la zona de las cabañas en busca de reparo obligándonos a perder de la banda que cerraba la jornada, NECRORIPPER, cultores de un crudo Death/Thrash Metal que hubiera sido más que interesante verlos en acción. Mil disculpas a ellos. Sabiendo que aún quedaba otro día igual de intenso, resultaba menester tomar un buen descanso.

Crónica: Juanlón.

Fotos y vídeos: Rubén Rivadera.

Apoyo logístico: Max Prowler.



Compartir:




- Córdoba Cartelera
- Bandas Cordobesas
- Medios y Prensa
- Bares y Espacios Culturales


- Cartelera Internacional
- Enlaces
- Archivo (por Año)

Facebook By Weblizar Powered By Weblizar

Portal Web de noticias sobre el maravilloso mundo del metal nacional e internacional, dedicándonos especialmente a la escena local de Córdoba, Argentina.

 

Licencia de Creative Commons