INICIO | NOTICIAS | ENTREVISTAS | RESEÑAS | CRONICAS | ¡NO TE RINDAS! | REQUIEM | CULTUM | NOSOTROS | STAFF | CONTACTO

EnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsEspañol



EnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsEspañol


Compartir:

6 mayo, 2018
PESTILENCE & SINISTER – 01/04/2018 – Mvseo Rock

En tiempos de crisis, estos paquetes dobles son tentadores. Además, Sinister sólo había tocado en 2009 en Córdoba, y ya habían pasado 7 años desde la única presentación de Pestilence en Buenos Aires. Y sobre todo, se trata de dos de las más recordadas bandas holandesas de death metal que nos dejaron los 90s.

Desde temprano, Manifiesto, Morferus y Grotesque Impalement se sucedieron como soportes locales en ese domingo de Pascua. Era una jornada en la que uno visita a la familia, por lo cual recién llegué para el set de DISLEPSIA, de presencia habitual en este tipo de eventos. Aún con el cantante Darío «San Satán» con un brazo enyesado, descargaron con convicción su set de death metal. Tal como hicieron en otros shows, adelantaron canciones de su segundo álbum, el sucesor de “Delicia Macabra”.

A pesar de haber afrontado una gran cantidad de cambios de formación y una pausa de dos años a comienzos de este siglo, SINISTER no pararon de editar discos, con no más de dos años entre cada lanzamiento. Y sobre todo, mantuvieron el estilo tradicional que forjaron y perfeccionaron dos décadas atrás. Así que era una buena oportunidad para repasar su carrera. Desde su debut de 1992, “Cross the Styx”, hasta el más reciente “Syncretism”, nos arrojaron una decena de canciones de las más directas de su catálogo. Tras comenzar en la banda como baterista, el cantante Aad Kloosterwaard ya tiene experiencia suficiente como frontman, concentrado en su entonación gutural. Mientras que las guitarras de Dennis Hartog y Ricardo Falcon se mostraron claras y precisas en los solos y riffs, y durante toda la presentación la banda aprovechó un sonido que los favoreció. Algo a las apuradas, se decidió por un bis final en la forma de “The Grey Massacre”, cerrando un set directo y efectivo.

El día siguiente a este concierto se conmemoraba en Argentina el día del Veterano y de los caídos en la guerra de Malvinas. Por lo que la productora Icarus tuvo la gentileza de pedirle al bajista Marcelo Perez Schneider, de Presto Vivace, que presente a Pestilence, de los cuales es fanático, pero que además haga una mención a la fecha del 2 de abril. Marcelo aprovechó para recordar la significación de la fecha nada menos que en calidad de ex combatiente de Malvinas.

A diferencia de sus compatriotas, el recorrido de PESTILENCE es más complejo, con más de una separación y abruptos cambios de estilo. Desde sus inicios en el thrash más agresivo a una versión progresiva del death metal, en sus últimos discos mantienen la faceta técnica aunque sin exagerar. Y si bien arrancaron con “Non Physical Existent”, a manera de salvar el compromiso de presentar aunque sea una canción del último álbum, “Hadeon”, el resto del show se basó prácticamente en los tres primeros discos. Lo cual hizo de las delicias de los viejos seguidores, que con “Antropomorphia”, “Dehydrated” y “Chronic Infection” poguearon y tararearon los riffs. El cantante y guitarrista Patrick Mameli está en buena forma con su voz, y sus eventuales acompañantes cumplieron correctamente. Aunque debemos marcar algunas diferencias con la presentación anterior. El bajista Tilen Hudrap está por debajo de lo que ofreció Jeroen Paul Thesseling en el primer show, un auténtico virtuoso del bajo sin trastes. Mientras que Patrick Uterwijk, el otro miembro fundador que presenciamos en 2011, hace varios años que no forma parte de Pestilence, actualmente reemplazado por un correcto pero desconocido Calin Paraschiv. Por otra parte, mientras Sinister aprovechó el volumen para golpear, Pestilence en cambio lo mantuvo en un nivel discreto; incluso alguien de la audiencia gritó para que suban las guitarras.

Estos detalles no deslucieron el espectáculo, sobre todo si podemos contar con “Twisted Truth” y “Land of Tears”, plenas de melodías para corear, y ésta última con un solo memorable a cargo de Mameli y compartido con Paraschiv. Mientras que para el final se despacharon con la intrincada “Mind Reflections”, del controvertido álbum “Spheres” (una obra maestra para otros). Para completar los 70 minutos que suelen tocar las bandas del género, en el bis irrumpió el riff frenético de “Out of Body”, quizás la canción más festejada de la noche. Así se cerró una jornada que no habrá sido la más espectacular para los seguidores del metal extremo, pero se tornaba necesaria para estar al tanto de estas reconocidas agrupaciones europeas.

Crónica, fotos y videos: Exequiel Nuñez



Compartir:




- Córdoba Cartelera
- Bandas Cordobesas
- Medios y Prensa
- Bares y Espacios Culturales


- Cartelera Internacional
- Enlaces
- Archivo (por Año)

Facebook By Weblizar Powered By Weblizar

Portal Web de noticias sobre el maravilloso mundo del metal nacional e internacional, dedicándonos especialmente a la escena local de Córdoba, Argentina.

 

Licencia de Creative Commons