INICIO | NOTICIAS | ENTREVISTAS | RESEÑAS | CRONICAS | ¡NO TE RINDAS! | REQUIEM | CULTUM | NOSOTROS | STAFF | CONTACTO

EnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsEspañol



EnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsEspañol


Compartir:

17 abril, 2018
PRIMAL – 12/04/2018 – Refugio Guernica

Sin duda alguna el regreso de Alberto Zamarbide a Córdoba daba indicios que sería una verdadera fiesta, no solo por ser la primera visita a nuestra ciudad con su nuevo proyecto Primal, sino porque además venía a festejar los 35 años del metal en argentina y eso incluía dos terribles sets, uno con canciones de V8 y el otro de Logos. Los anfitriones locales para esta oportunidad fueron Infraterra, Primitive, Maza y desde Buenos Aires llegaron Desidente Inmortal.

Partimos muy temprano desde nuestro bunker en las sierras hacia la capital cordobesa, más precisamente a la zona del ex-abasto, para llegar a nuestro destino que era Refugio Guernica. La fecha se realizó el pasado jueves y al ser día laboral todo comenzó mucho más temprano de lo habitual. Pasadas las 23 Hs. abrió la velada INFRATERRA este joven grupo proveniente de Villa Carlos Paz que con su particular death metal melódico cordobés -como lo autodenominan ellos- brindaron un aceptable y prolijo set. Comenzaron con “El Bosque de Las Sombras”, “Sin Alma Ni Cuerpo” y “Muy Lejos”. Siguieron otros como “Donde Rompen Las Olas”, “Agresión” y cerraron su actuación con “Madre Muerte”. Dejaron una muy buena impresión en la poca gente que había a esa hora dentro del refugio, pero lo importante es que se fueron aplaudidos y contentos por haber sido invitados a tan semejante fecha. Agradeciendo a la organización por el trato recibido.

Luego fue el turno de los PRIMITIVE segunda y última banda en mostrar propuestas extremas, dándole una diversidad de estilos que encajaron muy bien en el evento y también en el público que respetó y agitó en varios de los temas. Su repertorio se basó en canciones de su álbum debut, tales como “Dioses Mayas”, Recolector”, “Neardenthal”, “Mi Dolor”, “Híbrido”, “Natural Selection”, “Legado de Lobo”, “La Ofrenda”, “Platonic Disease” y finalizaron con “Gorilla”. La banda viene presentándose muy seguido en el circuito local y eso habla de que están haciendo las cosas bien, tratando de captar a otros públicos y llevarles su fórmula extrema. Se fueron muy aplaudidos.

Momento en la noche para ver a los legendarios MAZA, quienes con su thrash metal muy emparentado a Lethal, siguen al pie del cañón con el paso del tiempo. Hay que destacar principalmente por sobre el resto de sus integrantes, la gran calidad técnica de su bajista, quien pareciera hacer hablar a su instrumento. Ofrecieron un show muy potente que se plasmó en canciones como “Sueños de Vencer”, “Adicta Sociedad”, “Juego Fugaz”, “Vestigios”, “Sos Así”, “Impunes”, “Nuestra Argentina” y culminaron con “Sangre y Metal”. Saludaron a sus otros colegas y agradecieron también a la organización por ser partes de la gran fiesta del metal.

Con un recinto que iba tomando forma, DESIDENTE INMORTAL subió a las tablas para interpretar su heavy metal clásico. Nuevamente la gran banda porteña se presentó en córdoba para presentar en esta oportunidad su tercer y último disco titulado Con La Fuerza del Trueno, del 2017. De este material sonaron “El Cuerno de Ragnar”, “Con La Fuerza del Trueno”, “Los Antiguos”, “Puños de Hierro” y “El Cimerio”. No faltaron temas de sus otros dos CD como “Si La Vida Es Una Guerra”, “El Demonio Persa”, “La Furiosa” y “Enamorarse de la Muerte”. Sonaron muy sólidos y contundentes dejando una gran impresión en la gente que los vio y les brindó su aguante.

El Refugio Guernica alcanzó la mayor temperatura de la noche tras el muy buen paso de todas las bandas soportes y se acaparó la atención máxima del público, la mayoría con melenas, barbas y camperas de cuero que vino en búsqueda de su gran referente después de 6 años en nuestra provincia. Bajo este excelente clima empezó la destrucción de PRIMAL con una muy buena intro instrumental comandada por Jorge Iacobellis desde los parches enganchándola con el himno de V8 y apareciendo Beto entonando las estrofas de “Cautivos de Un Sistema”. Sonando todos los instrumentos de primer nivel y dejando en claro que en cuestión de sonido, la banda es internacional.

El setlist se dividió en tres partes, la primera fue para presentar los temas de Primal cantados todos en inglés, si bien es verdad que cuesta ver cantar en este idioma a nuestro ícono, respetuosamente la multitud optó por acompañar prestando atención y agitar desde las primeras líneas, disfrutando de las variaciones musicales que nos ofrecía la banda de corte totalmente ochentosa y con algo de los 90s. La esencia del grupo junto a Zamarbide es la de siempre. Un artista va en busca de nuevos horizontes y muta en su paso. Lo de Primal es heavy metal de la vieja escuela totalmente, con un sonido profesional y toda la energía más el agite de Beto tal como lo hiciera en V8 y Logos. La verdad que disfruté muchísimo de los temas nuevos, una grata experiencia, me asombró lo bien que sonaron y parejos todos los músicos, una formación joven que cumple eficazmente, respaldándose en la experiencia de Iacobellis desde atrás marcando el ritmo, acompañando a la perfección, con mucha humildad el showman aguerrido y enérgico al que nos acostumbró Beto Zamarbide. Esto es lo nuevo del artista y muy bien acepto esta nueva etapa. De Logos se pasó a Primal manteniendo el espíritu y siguiendo una línea dentro del metal, bienvenido sea lo nuevo. Es puro heavy metal el nuevo material y el camino elegido en esta nueva etapa desde otro país con mucho profesionalismo. No entiendo como hay gente que cuestiona el cantar en inglés de nuestro querido Zamarbide, si acaso cuando viene Maiden revientan los estadios, si acaso cuando empezó V8 también se influenciaron de grupos ingleses.

El show siguió con una segunda parte, con los temas de Logos invitando en otra segunda viola a su hermano Esteban Zamarbide, quien había estado en los festejos de los 30 años del metal y en la banda tributo de Adrián Cenci en V8 y el Fin de Los Inicuos. Esta vez el público fue el que más disfrutó y más interactuó agitando en gran cantidad como en los viejos tiempos con la banda, desatando la locura y dándose una verdadera fiesta entre ellos, su música y el público. Pasaron clásicos como “Marginado”, “Ven a la Eternidad”, “Arden en el Cielo”, “Como Relámpago en la Oscuridad” y “No Te Rindas”, todos fueron disfrutados en hermandad tanto arriba del escenario como abajo, por momentos al mirar esos rostros felices y eufóricos de la mayoría, legendarios por la edad de los presentes pogueando y alentando, me sentí trasladado en el tiempo a Cemento de los 90.

La tercera y última sesión sin dudas fue la más nostálgica, vino de la mano de los cañones de munición pesada de V8, banda padre de nuestro metal. Los himnos fueron sucediéndose uno tras otro con la banda distendida y disfrutando de la ejecución de los mismos. Sonaron una compilación entre Luchando Por El Metal y Un Paso Más En La Batalla. Dando el toque final a esta alta hora ya de la madrugada. Un set para disfrutar donde Beto se dirigió una vez más a sus fieles seguidores y exclamó: ¡Es el momento de luchar córdoba! y así comenzaron los poderosos acordes de “Momento de Luchar” para que el público se funda en un gran pogo. Luego vinieron “Lanzado Al Mundo Hoy” y “Parcas Sangrientas”. Acto seguido recordó una gran anécdota referida a la vez que supuestamente V8 tocaría en mítico festival La Falda Rock, donde no pudo tocar “Brigadas Metálicas” y fue en Guernica donde cumplió ese sueño de tocarlo en córdoba. Les puedo asegurar que temblaron las paredes del lugar y todo fue una gran fiesta, registrándose el pogo más grande de la noche.

Luego de un mini párate, la banda volvió para interpretar las dos últimas canciones “Ideando La Fuga” y al grito desaforado de los presentes con destrucción, destrucción, terminaron la faena con el tema por excelencia que nos distingue como argentinos y siempre es pedido por todas las generaciones, “Destrucción”, marcando el final a una muy emotiva presentación de Zamarbide y su nuevo proyecto Primal en la docta. La banda se fue feliz y el público empachado de tanto metal. No faltó nada: profesionalidad, gran sonido, material nuevo, agite, hermandad, historia, nostalgia y buenas vibras recibidas por las huestes que se llegaron al evento. Despidiéndose del escenario, Beto no paró de agradecer a la gente de la organización que lo trajo y por la atención que le brindaron a todo su equipo, resaltando en especial el agasajo con un gran y riquísimo costillar asado. Demostrando el espíritu del heavy metal y la comunión que significa para él córdoba y su público.

Regresamos a las sierras muy cansados, pero felices y repletos de metal. Agradecemos también el buen trato de Harleking Producciones, que desde que pisamos el recinto nos trataron de primera, permitiéndonos bajar hasta el camarín para charlar con las bandas y en especial con Beto y reencontrarnos con el amigo Pocho Metalica de Hurling Metal. Valoramos muchísimo su gesto porque no es muy común que conociéndonos desde hace años en la escena local, nos permitan esos mimos con los artistas. También el esfuerzo económico en jugarse y haber traído a nuestras tierras al gran Zamarbide. Una vez más fuimos bendecidos por la magia que tiene córdoba en materia de shows metaleros. Así redondeamos una noche de jueves y madrugada de viernes a puro Heavy Metal.

Crónica: Hernán Hornicki

Fotos y vídeos: Rubén Rivadera



Compartir:




- Córdoba Cartelera
- Bandas Cordobesas
- Medios y Prensa
- Bares y Espacios Culturales


- Cartelera Internacional
- Enlaces
- Archivo (por Año)

Facebook By Weblizar Powered By Weblizar

Portal Web de noticias sobre el maravilloso mundo del metal nacional e internacional, dedicándonos especialmente a la escena local de Córdoba, Argentina.

 

Licencia de Creative Commons