INICIO | NOTICIAS | ENTREVISTAS | RESEÑAS | CRONICAS | ¡NO TE RINDAS! | REQUIEM | CULTUM | NOSOTROS | STAFF | CONTACTO

EnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsEspañol



EnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsEspañol


Compartir:

20 enero, 2018
RHAPSDOY – 11/01/2018 – Groove

La imagen de fondo que servía de telón era el viejo logo de Rhapsody. Ni Rhapsody of Fire ni Luca Turilli’s Rhapsody. Era el original y querido nombre a secas, con la formación más sólida que han tenido sobre el escenario hasta el momento, salvo el tecladista Alex Staropoli, quien lleva adelante su propia versión de la banda y no participó de la reunión. Se trataba de la gira despedida de los italianos, por lo cual el fundador y guitarrista Luca Turilli y el cantante Fabio Lione dejaron de lado las diferencias para alegría de viejos y jóvenes fans. Y como sucede con cualquier adiós, suelen volverse largos, y éste resultó ser el segundo concierto en Buenos Aires con esta formación en menos de un año. Aunque a juzgar por la gran convocatoria, en la tórrida primera quincena de enero, este detalle no incidió para nada.

Los marplatenses CONXURO inauguraron la noche, con su hard rock/heavy metal con tintes celtas inspirado en Mägo de Oz. Pocos meses atrás habían pasado por este recinto como soportes de Avalanch, y con un ligero cambio, ya que Cecilia Alvarez (del grupo Eressëa) reemplazó en esta ocasión a la flautista Valeria Barbas, entregaron una vez más su propuesta folk. La cual comenzó con la canción que le da título a su álbum, “Fuego interior”. Si bien el guitarrista Emiliano D’Elia suele tener una gran cantidad de momentos protagónicos con sus solos, no faltaron los duelos con el violín de Daniela Nazar y el teclado de Lucas Najle. Una agrupación a tener en cuenta para los seguidores del género.

Ya con el local casi a pleno, ABEYDON llevó adelante una propuesta de heavy/power metal. Aunque el sonido no tuvo la calidad necesaria y deslució la presentación. De todos modos, el cantante Darío Achcar puso todo el entusiasmo de su parte, y para enganchar a quienes no los conocían realizaron un extenso medley que incluyó “Fear of the Dark” (Iron Maiden), ”Heaven & Hell” (Black Sabbath) y ”Future World” (Helloween).

“Gloria, gloria perpetua”, exclama el estribillo de la inicial “Dawn Of Victory”, y Fabio lo cantó con más convicción que  nunca. El frontman explicó más adelante que con RHAPSODY tuvieron sus momentos altos y también de los otros, y si bien tanto él, al frente de Angra, como Luca Turilli con la continuación del grupo que ostenta su nombre (Luca Turilli’s Rhapsody), llevan delante de manera digna sus carreras, lejos están de la trascendencia que obtuvieron dos décadas atrás. Así que reunieron fuerzas junto a Dominique Leurquin en la otra guitarra y el bajista Patrice Guers (quienes en realidad continuaron tocando junto a Turilli) más el baterista Alex Holzwarth, pieza fundamental en anteriores giras. Y no hubo tecladista. Se los criticó cuando comenzaron su actividad en vivo por abusar de las pistas con coros y orquestaciones, detalle que fueron puliendo con los años. Pero en esta ocasión demostraron que todo eso podía pasar a segundo plano pues lo que realmente sustentó la presentación fueron canciones de poderoso heavy metal. Y luego de casi dos horas de shows, nadie pudo ponerlo en duda.

Este año Symphony Of Enchanted Lands cumple sus primeros 20, por lo que sus temas predominaron en la lista, además de una acertada selección del material que llega hasta Power Of The Dragonflame. Entre ellos, la “Manowariana” “When Demons Awake”, “Riding The Winds Of Eternity” (dedicada a Christopher Lee, quien colaborara con Rhapsody) y The Wizard’s Last Rhymes”, construida alrededor del Allegro con fuoco de Sinfonía del nuevo mundo, la obra clásica de Antonín Dvořák.

Algunos números eran esperados, como “Land Of Immortals” y “Holy Thunderforce” que cerró la primera parte del show, aunque también hubo sorpresas como “Con te partirò”, el conocido hit de Andrea Bocelli, con Fabio cantándolo a capella. El vocalista narró cómo fue el encuentro con su par italiano, de hecho estuvo muy locuaz toda la jornada, con una mezcla de italiano, portugués, castellano e inglés que recordaba al personaje de El nombre de la rosa que alternaba las lenguas de las diferentes regiones en que había vivido. Aunque Lione manejó el cocoliche de manera tal que pudo llegar a quienes no manejan el inglés, la lingua franca en el rock.

Rhapsody impacta como banda, un requisito básico, a partir del cual los desempeños individuales enriquecieron el espectáculo. Luca Turilli y Dominique Leurquin se complementaron a la perfección, sin que el líder tenga que recordarnos su posición en la banda. Se lo vio entusiasmado a Luca, aguerrido si se quiere, y seguramente tuvo que ver el hecho de dejarle el espacio mínimo a las partes de teclados, lo cual daba más soltura a ambos violeros. Fabio consiguió la proeza de llevar adelante el extenso set con la misma entrega hasta el último minuto. Aunque cada vez que lo veo interpretar “Lamento Eroico”, la primera canción completa en italiano que compusieron, me queda la duda de si utiliza una pista pregrabada en la parte más intensa. Dejo abierta la incógnita.

De Alex Holzwarth no sorprendió su despampanante interpretación (es una máquina en los parches y el doble bombo), a la cual le agregó un solo que comenzó sobre la canción de apertura de la serie Games Of Thrones. Mientras que Patrice Guers es un verdadero virtuoso en el bajo (¿su gorra es un homenaje a Billy Sheehan?), tuvo gran presencia en el escenario y como es usual se lució también en un solo en que lo acompañó Holzwarth.

Dudo de las giras despedidas, ya hay suficientes casos que lo demuestran. Aunque, por si acaso, cientos de seguidores se acercaron y disfrutaron como si fuera el último concierto de la más reconocida agrupación de power metal proveniente de Italia, al menos en esta configuración. Y ésta se entregó de acuerdo a su estatus. “Emerald Sword” aguardaba en el tramo final del bis, y toda la epicidad que pregonan se hizo realidad. “Por el rey, por la tierra, por las montañas”, asegura el estribillo. Y por los fanáticos, agrego, que tuvieron colmada su cuota de saga heroica por un buen tiempo.

Crónica: Exequiel Nuñez

Ph: Gustavo Jaimez



Compartir:




- Córdoba Cartelera
- Bandas Cordobesas
- Medios y Prensa
- Bares y Espacios Culturales


- Cartelera Internacional
- Enlaces
- Archivo (por Año)

Facebook By Weblizar Powered By Weblizar

Portal Web de noticias sobre el maravilloso mundo del metal nacional e internacional, dedicándonos especialmente a la escena local de Córdoba, Argentina.

 

Licencia de Creative Commons