Álbum de la semana – “Acts of God” – IMMOLATION

Estamos pasando épocas raras, tiempos raros. Mientras el destino de la humanidad es decidido por cada vez menos protagonistas que cada vez acopian más poder, los intereses económicos ya ni siquiera necesitan el camuflaje idiológico para justificar sus obscenas maniobras estratégicas, el bombardeo de noticias es proporcional o inversamente proporcional según la bandera del país bombardeado y/o la del imperio que bombardea logrando que en la era de la información prime la desinformación y la polarización de opiniones que son meras bajadas de líneas que responden a los mismos intereses, desmotivando e incluso censurando el ejercicio del razonamiento individual en una aldea globalizada que supondría multiplicidad de voces en la teoría, pero que en la práctica se muestra más cerca de una distopía de Orwell o de Huxley… más del primero que del segundo en lo conceptual, pero con la banda sonora que aplicaría a la del segundo, la del Mundo Felíz. Las tendencias o los charts así lo demuestran, atestadas de “música alegre” pasatista, banal y sin contenido… reflejando una realidad propia de aquel “Mundo Felíz”, donde a la población se la mantenía anestesiada sumergida en un hedonismo superfluo y egoísta, lejos de cualquier otra preocupación que no fuera el de obtener el placer inmediato. Allí radica la importancia de que sigan existiendo expresiones musicales (artísicas en general) que rompan con estos moldes que no son casuales, pues nada en la industria musical es casual.

El caso de IMMOLATION es un claro ejemplo de estas expresiones contraculturales que se alejan de los convencionalismos y lo amigable para el oído, sino que lo cuestionan, siendo referentes en ello desde hace más de tres décadas, sin dar nunca un paso en falso, con una discografía sumamente inspirada que sería la envidia de cualquier hitero de verano. Los históricos neoyorkinos con la dupla Dolan/Vigna a la cabeza desde el útero volvieron a comienzos del 2022 a dejar en claro que no hay calamidad que pueda ser musicalizada mejor que con su Death Metal marca de la casa, cargado de disonancias, estructuras caprichosas poco convencionales y riffs primitivos pero técnicos a la vez que saben convivir en sus justas proporciones sin que suenen pretenciosos ni elementales o punketas. Sus coqueteos con el black metal siguen siendo obvios, hasta necesarios, pero no por ello dejan de sonar a Death Metal; lo mismo sucede con su costado más técnico y trabado que nunca decanta en nada que se parezca a progresivo. “Acts of God” significa el decimoprimer trabajo de su carrera, el cuarto con Nuclear Blast Records, y tal como con su aclamado sucesor del 2017 “Atonement”, vuelven a recrear el apocalipsis sonoro al que inminentemente se va dirigiendo la humanidad, con el relato de las cavernarias voces de Dolan, profundas y malditas como nos tiene acostumbrados, acordes también a su aporte con el bajo. Igualmente de titánico y demoledor el laburo de Steve Shalaty tras los parches, reinterpretando los riffs percusivamente desde su perspectiva, haciendo que todo suene más retorcido si acaso es eso posible, demostrando que los platos están para algo más que marcar el cambio de compás; una labor a la altura del protagonismo siempre omnipotente de las hachas de Vigna y Bouks, impecables en su interpretación y dotados de una soberbia imaginación para con los mismos recursos construir imágenes sonoras totalmente aberrantes, desgarradoras y únicas, sin perder jamás su personalidad.

La producción se lleva gran parte del mérito por la solidez del disco, así es que la grabación fue llevada a cabo en Millbrook Studios por Paul Orofino mientras que los toques finales de la mezcla y master estuvieron a cargo de Zack Ohren de Castle Ultimate Studios. A su vez el excelente arte de tapa estuvo a cargo de Eliran Kantor, con una pintura de estilo renacentista que retrata a tres ángeles derritiéndose ante una luz negra que los alcanza desde arriba.

El álbum abre con una intro instrumental llamada “Abandoned” dando paso al tema que da nombre al mismo, brutal de comienzo a fin con sus inhumanos blasteos y sus pasajes épicos que te congelan la sangre, al igual que “The Age of No Light”, uno de los puntos más altos, lo cual es confirmado por el video promocional y que en dupla componen un comienzo inmejorable, dando una idea de lo que sucederá en el resto de los 52 minutos que se extiende la placa. Quizás para algunos se haga demasiado largo hacia el final, personalmente no me parece que decaiga en calidad, asique quizás dependa más del humor del día en que sea escuchado, pues para cualquier fan de IMMOLATION, una recorrida por su discografía llevaría más tiempo que ese… en fin, “Acts of God” es un disco que se sostiene por el peso propio de sus temas y no sólo por el peso del nombre de sus autores, de por sí es inmenso, resultando atemporal y fundamental como cualquiera de sus otras obras… está bien, quizás un peldaño debajo del mencionado “Atonement” o el “Dawn of Posession”, pero aun así por encima de la media de los discos de un género que no sería el mismo sin ellos. Para tiempos difíciles de digerir, música nada fácil de escuchar…

Juanlón.

Temas que seleccioné y que más me gustaron del álbum

Sus Integrantes son:

Ross Dolan: Voz y Bajo

Robert Vigna: Guitarra

Alex Bouks: Guitarra

Steve Shalaty: Batería