Álbum de la semana – “The Long Defeat” – DEATHSPELL OMEGA

Hablar de DEATHSPELL OMEGA es hablar de una de las bandas más influyentes de por lo menos los últimos 15 años en materia del Black Metal, pues hubo un antes y un después luego de su monstruosa trilogía compuesta por “Si Monvmentvm Reqvires, Circvmspice” del 2004, “Fas – Ite, Maledicti, in Ignem Aeternum” del 2007 y coronada con el glorioso y fundamental “Paracletus” del 2010. Fue sobre todo éste último el que rompió todas las reglas de lo que definía musicalmente al black, llevándolo un paso más allá en cuanto a oscuridad y mala onda, revitalizando de esta manera un género que estaba condenado a estancarse si continuaba por el ortodoxo rumbo que transitaba. No fueron los únicos que se pusieron en la vanguardia, claro está, pero mientras otros se inclinaban por lo sinfónico o progresivo, ellos fueron los que lograron definir con aquella obra maestra una nueva forma de perturbar al oyente sin perder la esencia que caracterizaba al movimiento… ni hasta el más purista puede negar la trascendencia de dicho álbum, que a su vez había dejado la vara demasiado alta a para sus trabajos por venir. Sin embargo, en 2019 se despacharon con otra obra a la altura llamada “The Furnaces of Palingenesia”, como para no dejar dudas sobre la legitimidad de los progenitores de la bestia. Es así que sorpresivamente y sin previo aviso, en marzo del 2022 nos encontrábamos con la novedad de un nuevo disco, el octavo full de su carrera titulado “The Long Defeat” de la mano de “Norma Evangelium Diavoli” compuesto de cinco temas que se desarrollan en tres cuartos de hora grabados en vivo por el trio francés en julio de 2021, con invitados especiales en las voces de la talla de Mortuus (Marduk, Funeral Mist) y M. (Mgla y Kriegsmaschine).

En cuanto al concepto, se narran tres historias paralelas contadas a través de tres mediums diferentes. Dos son por escrito en las letras, además de una fábula; mientras que el tercero habla a través del artwork de dos metros compuesto por visiones maníacamente detalladas que representan la misma premisa de la que se basa su contenido escrito. Los tres están fundamentalmente entrelazados pero divergen en la narrativa, cada uno complementando o contradiciendo a los demás.

Musicalmente hablando, este nuevo trabajo los muestra alejados de todo lo construido hasta el momento, mucho más amigable al oído, con mayor énfasis en las melodías, medios tiempos y en las estructuras convencionales para lo que nos tienen acostumbrados estos franceses, con mucha tendencia al post black y un halo gótico que rodea a toda la placa, más el toque dramático/teatral generado por las performances vocales. ¿Esto quiere decir que el disco es malo? Para nada, simplemente es distinto, pues la calidad compositiva e interpretativa sigue siendo excelsa, la oscuridad continúa imperando en las atmósferas que siguen estando excelentemente logradas, las disonancias siguen presentes pero en formas más sutiles y medidas, tal vez sin el toque caótico enfermizo que los caracterizaba en sus anteriores entregas. ¿Qué sucedió entonces? La conclusión más fácil en estos casos es la de suponer que quieren expandir su público y sus ventas… el típico “se vendieron”, pero el sello que los edita sigue siendo el mismo de casi toda su vida, el que supo apostar por su trilogía mencionada anteriormente, además de que no existió ninguna campaña publicitaria que anunciara o promocionara su salida; incluso han cerrado su página oficial de Bandcamp y hay muy poca información sobre su producción.

Recapitulamos entonces, D.O. llega al “Paracletus” luego de un proceso de experimentación, pues D.O. es una banda fundamentalmente experimental que en su momento encontró la fórmula, replicada en la última década por decenas y decenas de bandas con muy buenos resultados, pero en consecuencia su estilo dejó de ser experimental para convertirse en una norma. La respuesta, es este “The Long Defeat” con el cual salen de su zona de confort para volver a meterse en el barro, ensuciarse las botas y crear algo distinto a lo esperado, curiosamente más “limpio” si se quiere. El resultado es muy bueno, quizás no genial, pero si probablemente marque el inicio de una nueva etapa que los llevará a otras instancias de experimentación (el tema que cierra la placa “Our Life is Your Death” con un tufillo a lo TRIBULATION puede ser una pista)… o quizás signifique un paso en falso que los devuelva a su camino habitual. En fin, sólo el futuro lo dirá, por ahora recomiendo disfrutar este nuevo trabajo sin hacer comparaciones exhaustivas ni revisar el pedigrí de sus autores… porque tampoco lo van a encontrar.

Juanlón.

Temas que seleccioné y que más me gustaron del álbum

Sus Integrantes son:

Mikko Aspa: Voz

Hasjarl: Guitarra

Khaos: Bajo