Álbum de la semana – “Bloodlines” – TYGERS OF PAN TANG

Regreso de una de las bandas que motorizaron allá lejos y hace tiempo la llamada NWOBHM, TYGERS OF PAN TANG sin llegar nunca a imponer su nombre en peso específico al nivel de los grandes que trascendieron aquella naciente movida, pero sí ganándose un importante lugar en la consideración de los entendidos. La principal razón, por nunca encontrar la estabilidad en el personal que la integraba en las distintas épocas que les tocó atravesar, no pudiendo acomodarse a tantas idas y vueltas. Sin embargo, en los últimos años las aguas parecen haberse calmado un poco en ese sentido, al menos en sus cimientos, con Rob Weir como único miembro fundador sobreviviente acompañado desde hace 20 años por Craig Ellis en batería y Jacopo Meille. Esto sumado a la sangre nueva de Francesco Marras en Guitarras y Huw Holding en Bajo, dieron un nuevo impulso a la banda y eso se nota en este nuevo trabajo que traemos como recomendado de la semana. Editado por Mighty Music, “Bloodlines” no parece ser un peldaño más en su accidentada carrera, sino la cumbre de una etapa. Ojo, no es que hayan vuelto a hacer un “Wild Cat”, creo que a esta altura nadie espera eso, pero si dan la sensación de haberse encontrado a sí mismos, con el balance justo de lo hecho y lo que queda por hacer, con la perspectiva de la madurez alcanzada con su trayectoria pero con el hambre de seguir pariendo obras trascendentes, sin caer en la tentación de convertirse en un tributo viviente o de componer en piloto automático para cumplir con plazos prefijados. No inventan nada nuevo, pero si se reinventan con permeabilidad a tiempos más cercanos y eso es muy valorable, cuestión que ya se vislumbraba en su muy buen predecesor “Ritual” del 2019, pero que aquí terminan de redondear con más consistencia. Los tres cuartos de hora de duración contra los 57 minutos del anterior mencionado ayudan también a que esto sea así. Los temas están bien armados, son coherentes siguiendo un hilo y una lógica y se resuelven con eficiencia, exprimiendo con destreza los riffs que no serán de los más originales pero si son precisos, poderosos, gancheros y memorables, (coloquialmente hablando pechan una banda), aunque lo más memorable son las líneas vocales, que no se limitan solamente a seguir dichos riffs sino a crear sus propias melodías, pariendo verdaderos himnos instantáneos que se te quedan boyando indefinidamente en el hipocampo cerebral. En fin, todo se encuentra perfectamente equilibrado y dosificado, sin que tampoco haya un derroche de virtuosismo innecesario.

TOPT es Heavy Metal, de eso no hay duda, pero no huele a naftalina, suena fresco no sólo por la exquisita producción moderna, sino que además saben echar mano a los distintos elementos que se fueron incorporando al género con el pasar de las décadas sin quedar encasillados en ninguna en particular, y aquí creo que está el verdadero mérito de los británicos, rockeando o edulcorándose cuando es necesario, poniéndose agresivos, pesados, melódicos o glamorosos según el clima lo amerite, todo forma parte del repertorio sin que eso signifique perder su personalidad, todo lo contrario, los tigres están más vivos que nunca.

A saber de los créditos, las voces fueron grabadas en Plastic Sun Studio en Florencia, Italia; las guitarras de Francesco Marras en Screaming Shadows Studio y las de Robb Weir en Swamp Freaks Studios; mientras que la mezcla, el master y la producción adicional se realizaron en Antfarm Studios de Aarhus, Dinamarca por Tue Madsen. Además el arte de tapa estuvo a cargo de Andy Pilkington.

En conclusión, súper recomendable este “Bloodlines”, un verdadero festín de hitazos que seguramente harán las delicias de sus seguidores en directo, entretenido y vigoroso hasta decir basta. Razones más que suficientes para ganarse un lugar en esta sección de TRUENOS METÁLICOS.

Juanlón

Temas que seleccioné y que más me gustaron del álbum

Sus Integrantes son:

Jacopo Meille: Voz

Robb Weir: Guitarras

Francesco Marras: Guitarras y Coros

Huw Holding: Bajo

Craig Ellis: Batería