Álbum de la semana – “Gegrepen Door De Geest Der Zielsontluiking” – FLUISTERAAR

FLUISTERAAR es una banda, o mejor dicho, un proyecto proveniente de los países bajos activo desde el 2009, conformado por el dúo Mink Koops y Bob Mollema, encargados de las guitarras, bajo y batería el primero, y las voces, letras y diseño el segundo. Cuentan con 4 discos full, un EP y un Split, todos de una calidad notable, especialmente el que estamos recomendando esta semana, su más reciente trabajo editado en el mes de agosto pasado por el sello alemán Eisenwald bajo el nombre de “Gegrepen Door De Geest Der Zielsontluiking” o en su traducción al castellano “Agarrado por el espíritu del despertar del alma”. Una verdadera joya a la altura de su discografía, black metal atmosférico crudo pero exquisito a la vez por sus melodías y por su conmovedora ejecución; con una fuerte inclinación hacia el post y el depressive black metal, pero también dejando lugar para instrumentaciones cercanas al drone e incluso por algunas que otras incursiones psicodélicas. Sólo tres temas distribuidos en 35 minutos de duración resultan más que suficientes para trasladar al oyente toda su reflexión intimista, triste y a la vez esperanzadora debido a ciertos recursos armónicos que los diferencia de sus primeros trabajos. La totalidad de la carga melódica de los temas está centrada en las guitarras, abundando como de costumbre en tremoló picking sostenido con un sonido agudo y cortante además de acordes que van matizando con disonancias las sofocantes armonías que por instantes remiten mucho al black Islandés, más precisamente a Solstafir; mientras andanadas de blast beat eternos irrumpen en el éter, y que lejos de tener el carácter brutal que los define, funcionan para enfatizar la claustrofóbica atmósfera (slow & true), tal como ocurre en este género en particular, y tal como ocurre con por ejemplo el motorik beat en el krautrock. Muy importante también el uso de los medios tiempos aportando a la dinámica y emotividad al combo. Imponente además la labor vocal, totalmente rasgada, desesperante, visceral, muy característica del DSBM, vomitando consternación a mares, o de lo contrario tomando protagonismo con gritos secos propios del metal vikingo o de la banda islandesa mencionada anteriormente.

La producción es un paso más adelante en comparación con sus anteriores placas, sin dejar de sonar crudos o primitivos, pero un poco más pulidos y delimitada la influencia y espacio de cada instrumento en la mezcla. La misma estuvo a cargo de T. Cochrane y M. Koops en los E-Sound Studios, mientras que la masterización corrió por cuenta de Greg Chandler en Priory Recording Studios.

Es muy probable que los seguidores de la primera hora de Fluisteraars, o los más ortodoxos entusiastas del black metal pongan el grito en el cielo por esta evolución de su estilo, pero lo cierto es que los holandeses hacen muy bien el trabajo que se proponen hacer, y para quien escribe el resultado es un disco altamente recomendable, honesto y muy bien logrado, razón que los lleva a ser merecidos protagonistas de la sección de Truenos Metálicos que aquí nos ocupa.

Juanlón.

Temas que seleccioné y que más me gustaron del álbum

Sus Integrantes son:

Mink Koops: Guitarra, Bajo, Batería

Bob Mollema: Voces, Letras