CANNIBAL CORPSE – 17/05/2022 – Teatro Flores, Buenos Aires

CANNIBAL CORPSE pasó por Argentina en el marco de su gira Latinoamericana, difundiendo su más reciente y alabado trabajo “Violence Unimagined”. Una banda con un amplio historial de shows en el país, que en esta ocasión se presentaba con el nuevo guitarrista Erik Rutan, en reemplazo de Pat O’Brien, quien fuera apartado de la banda hace un par de años por problemas con la ley.
Un viaje exclusivo para este evento, desde Córdoba, me encontraba a las 19:40 ingresando al Teatro de Flores en CABA y, lo que en un principio era una noche muy fría en la ciudad de la furia, rápidamente se fue calentando a medida que las huestes llenaban el recinto.

Adentro ya nos recibía CLIMATIC TERRA con Silvina Harris al frente, quien a través de un potente setlist pudo demostrar por qué es una de las mejores voces femeninas de la música extrema nacional. La banda sonó muy compacta y ajustada.

 

Pasadas las 20:00, subió DISLEPSIA, una banda de zona Oeste de Bs. As., con casi 25 años de recorrido que nunca había escuchado y me sorprendió gratamente. Su propuesta fue demoledora.

 

La tercer banda anunciada para telonear a los estadounidenses era MORFERUS, que presentó un show bestial de casi 40 minutos y un feat. de cierre junto a Silvina Harris que dejó encendido a todo el público.

 

Las tres bandas estuvieron muy a la altura de un show de estas características, denotando que hay mucho trabajo de ensayo ahí. Un punto muy valioso va para el sonido de la sala, que pesar de estar restringido, fue impecable.

En este momento de la noche la ansiedad iba creciendo y ya era incontenible para las 1.300 almas que colmaban el lugar. Un público muy necesitado de este tipo de espectáculos luego de casi 2 años de restricciones por pandemia.
El primer contacto de CANNIBAL CORPSE con el público llegó en forma de amenaza por parte de un miembro del staff del grupo, quien tomó el micrófono y prometió la muerte de todos dentro del recinto (incluídos los propios miembros de la banda) en manos de George “Corpsegrinder” Fisher si no dejaban de fumar dentro del lugar.
El pedido sirvió para liberar de humo el ambiente y demostrar el profesionalismo que este tipo de agrupaciones debe sostener para sobrellevar el ritmo de gira y asegurar la experiencia en cada uno de sus shows (venían bajando desde Brasil con 9 presentaciones en 11 días).
Exactamente a las 21.40, se desató el infierno que todos esperábamos ver y escuchar. Se puede resumir con una sola palabra: BRUTAL. Si alguien tenía algún tipo de dudas respecto al estado vocal (y cervical) de Fisher, eso fue despejado desde el primer segundo cuando su garganta emitió el profundo y desgarrador grito que marcó el inicio con “The Time To Kill Is Now” .

De ahí en más todo fue violencia, brutalidad, salvajismo, headbanging rabioso y miles de adjetivos y palabras que no están en el diccionario. El público, que acompañaba con su cuerpo cada sonido que venía del escenario, permaneció totalmente endemoniado en un moshpit no apto para blandos. Ustedes saben.

La lista de 18 temas incluyó 3 del nuevo disco y el resto fueron todos clásicos de diferentes etapas de la banda. Entre los más celebrados por el público mencionamos a “Scourge of Iron” “Death Walking Terror” “Fucked with a Knife” y por supuesto el cierre con “Hammer Smashed Face”.
1. The Time to Kill Is Now
2. Scourge of Iron
3. Inhumane Harvest
4. Code of the Slashers
5. Fucked With a Knife
6. The Wretched Spawn
7. Gutted
8. Kill or Become
9. I Cum Blood
10. Evisceration Plague
11. Death Walking Terror
12. Necrogenic Resurrection
13. Condemnation Contagion
14. Unleashing the Bloodthirsty
15. Devoured by Vermin
16. A Skull Full of Maggots
17. Stripped, Raped and Strangled
18. Hammer Smashed Face

 

Un espectacular show, con una lista de temas calcada a lo que venían presentando previamente, con interacciones que ya estaban súper spoileadas pero se sintieron como si las escucháramos por primera vez. Quedó demostrado lo mucho que se puede lograr con una pantalla gigante con el logo de la banda, buen juego de luces, sonido impecable y por supuesto, unos músicos que para mí, técnicamente son Beethoven y que además dejan el cuerpo arriba del escenario una noche tras otra. No se podía esperar menos de una banda legendaria como esta. Respect the Neck!.

Crónica y foto: El Garra Garcia.
Videos: Petty Car y goremetalmaniac.