CUCHILLA GRANDE – 07/07/2019 – General Las Heras Multiespacio

Una semana atrás, antes del show, nos enteramos que Cuchilla Grande llegaría a Córdoba Capital a través del “Tour Sangre Iluminada 2019” que los vió pasar días antes por Mendoza y San Juan, en tanto nos preparamos para acercarnos a la ciudad para ver en vivo por segunda vez a los uruguayos. Luego de tres años regresaron para traer nuevamente su metal pesado nacional, muy similar al nuestro pero con su impronta charrúa. Sí hay tres características que tenemos en común los metaleros con este país son: el mate, el vino y la historia. Esto se puede comprobar en sus canciones.

Por desgracia, hay incompetencia en muchos lugares, y no solo en cargos públicos. Lo digo por la persona encargada de la organización del show de Córdoba, quién además de no hacerse cargo de los costos de dicha fecha, dejó varada a la banda uruguaya. Sin embargo, entre los grupos teloneros, la gente de Inestables (programa de radio) y amigos de la banda se pusieron al hombro la fecha poniendo todo de sí para que se lleve a cabo y darle hospitalidad a los Cuchilla. 

Al amparo de todo eso, el recital salió adelante y sobre las 21.15 subió al escenario del Multiespacio General Las Heras, OSCURO GUARDIÁN, una nueva banda o por lo menos hace muy poco que tengo conocimiento de la misma, que practican un metal tradicional, en la vena de la nueva ola del metal británico con el condimento del metal pesado nacional. Durante los treinta minutos de su set realizaron varias canciones propias como: “Últimos Tiempos”, “Almas Perdidas”, “Gritos en la Oscuridad”, “Estado de Furia”, “Sombra en Mi Mente” y “Fuego y Sangre”. Sin embargo, para evidenciar sus influencias musicales nos ofrecieron “Breaking the Law” (cover de Judas Priest). Pudimos ver a un grupo que tiene bases sencillas, letras predecibles pero que interpreta su música con mucha pasión.  

 

Luego de algunos minutos, nos volvimos acomodar para presenciar una nueva actuación de FIERRO METAL PESADO, banda que viene trabajando desde hace varios años en la escena cordobesa. Durante su corta actuación pudieron realizar dos temas nuevos: “Río Oscuro” y “Cuestiones de Vida”, además de “Cordoba Metal” de su flamante disco debut, aunque lucieron tres canciones que podríamos considerarlas clásicas dentro del grupo por sus riffs gancheros y su contenido lírico, tales como: “Antiguo Sabio”, “Resistiendo Ante la Oscuridad” y “Junto al Metal”, las cuales expresan la realidad social y el sentimiento metalero. El quinteto mostró sus raíces bien afianzadas, sonando prolijos y recibiendo muestra de apoyo por parte del público.

 

 

A pesar de todo, los uruguayos llegaron con unas ganas enormes de ofrecer su metal charrúa. A las 23 horas puntual largó CUCHILLA GRANDE, muy afilados pero entregados totalmente al público presente como si fuera que estuvieran tocando en su patria misma. Esta banda es la más importante del metal criollo del Uruguay reconocida por ser la autora de dos canciones que Almafuerte sumó a sus discos -Piedra Libre y Ultimando- e hizo propias homenajeado a este mismo grupo. Abrieron el marcador con “Credo” y “Harinas Negras”, unas buenas canciones para empezar a entrar en calor. La lista continúo con sus propios temas como: “Tracción a Sangre”, “Águilas Blancas”, “Mala Moneda”, “Los Pibes de la Tele” y “Pasta Base”. Como si se tratase de los corsarios de Artigas, estuvieron los comentarios entre canciones a cargo de Diego Petru, un fiel alumno de Ricardo Iorio, -luciendo un porte y look con chaqueta militar, en la cual llevaba el parche de nuestras queridas Malvinas Argentinas- destacando el sentimentalismo con el cual interpreta sus letras.  

 

Siguieron realizando sus canciones más ásperas y contestatarias como “Yacaré Cururú”, “Purificación”, “Escuela Rural, Patria Pelada”, la reconocida “Mate Amargo, Nuestro” y “Las Noches Más Tristes” una balada que refleja la violencia familiar. Todas ellas sonaron potentes y transmitieron ese orgullo que sienten por sus tradiciones, las cuales forjaron la identidad de la banda, dando testimonios de lo que se vive en su país y defendiendo la tradición gaucha, muy similar a lo que profesa Almafuerte.  

Fue un recital especial, ante poco público, pero con un aguante admirable por parte de ellos, que corearon y poguearon todas las canciones, una experiencia diferente sin duda, tanto para la banda como para nosotros. El virtuoso guitarrista Pablo Cheveste fue todo un torbellino, no se cansó de pelar las púas con muchísimos riffs y solos, además de mostrarse feliz durante todo el repertorio. También en este 2019 se incorporó a la banda Leonardo Rodríguez, más el bajista Sebastián Salvo que contagió al público son sus enérgicos movimientos. Y el final de la noche acabó de forma estelar, no se podían ir sin realizar los más esperados por los fanáticos de Almafuerte, quienes disfrutaron del admirable recital con “Sirva Otra Vuelta Pulpero” y “Cabeza de Tractor”.  

 

Humildad, resistencia, intensos y amigables son las cualidades de este cuarteto uruguayo que sigue vigente, inyectando su metal en las venas de sus seguidores. Se pudo disfrutar de una respetable banda, madura, bien ensayada y conocedora de la música que mostró por estas latitudes.  

Crónica: Sabrina Romero.

Fotos y Vídeos: Rubén Rivadera.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.