SLAYER – 29/09/2019 – Luna Park

Fin del Reinado

Y llegó el día menos esperado para todo fan de una banda.  SLAYER había anunciado su tour final para culminar con 40 años de carrera. Así la banda liderada por Tom Araya y Kerry King desembarcó en el LUNA PARK para dar su último concierto acompañados por Gary Hold (EXODUS)  y Paul Bostaph en batería. 

La tarde/noche arrancó con la banda local HORCAS, la cual hacía bastante tiempo que no veía en vivo y le había perdido el rastro por varios años. Todos los temas que interpretaron fueron de sus últimos discos, los cuales no conocía ninguno pero debo reconocer que en vivo tienen un sonido demoledor.

 

21:30 se apagaron las luces y se daba inicio al último concierto de SLAYER en Argentina. Cruces invertidas sobre el telón, una atmósfera densa y demoníaca comenzaba a sentirse en un Luna Park colmado de seguidores de uno de los denominados cuatro grandes de thrash.

“Repentless”, tema que da nombre al  último disco de estudio editado, fue la canción elegida para comenzar la masacre, seguida de “Evil Has no Boundaries” de su disco debut  Show No Mercy. 

 

Un tema tras otro se fueron sucediendo como “World Painted Blood” y “Postmortem”, para dejar sin dar respiro a un público que se encontraba poseído por este demonio denominado SLAYER.

En una pequeña pausa Tom Araya agradeció a los presentes con un simple -Gracias- e invito a comenzar el siguiente tema con un grito de War! para dar comienzo al aplastante “War Ensamble”.  Recorrieron temas de la mayoría de sus discos como “Gemini” de Undisputed Attitude y “Disciple” de God Hate Us All.

Creo que en los últimos años el acertado ingreso de Gary Holt de EXODUS en reemplazo del eterno e inolvidable Jeff Hanemman fue una inyección de oxígeno para la banda, ya que estamos hablando de uno de los guitarristas principales de la bay area que supo aportar toda su calidad y experiencia para que SLAYER no pierda ese salvajismo y brutalidad arriba del escenario.

Para el final llegaron los clásicos de la mano de “Seasons in the Abyss”, “Hell Awaits” y “South of Heaven” y a esta altura todos esperábamos a que no llegará más el final del concierto.

Sonidos de ultratumbas cuales truenos emergen de la batería de Paul Bostaph presagiando la tormenta de sangre que se avecinaba en el recinto, “Raining Blood” comenzó a sonar acelerando la masacre humana en el sector campo con cuerpos apaleándose unos a otros en un frenesí sangriento al compás de un riff endiablado.  “Black Magic” sonó a continuación para proseguir con “Dead Skin Mask”, tema inspirado en el asesino Ed Gein, que también supo inspirar la creación del personaje Norman Bates de la novela Psicosis, llevada al cine por Hitchcock y a Leatherface de la saga de terror La matanza de Texas (The Texas Chainsaw Massacre), entre otros.

“Angel of Death”, último tema de la noche, estalló en nuestros oídos como cierre al infierno que se vivió en el Luna Park.

 

Luego de saludar al público Kerry King, Gary Holt y Paul Bostaph abandonaron el escenario salvo Tom Araya que se quedó varios minutos contemplando cómo el público coreaba el nombre de su banda. Agradeció nuevamente y con un sentido “Los voy a extrañar..” se retiró del escenario lentamente mientras el público seguía saltando y coreando el nombre de SLAYER, una de las bandas más importantes y brutales que dio el thrash metal mundial que dijo adiós, cerrando así una carrera de más de 30 años en la ruta.

Crónica: Cristián Oliva.
Videos Slayer: EmanuelRock06.
Video Horcas: Andrea Bermúdez.
Fotos: Gallo Bluguermann.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*