THE LIMIT – “Caveman Logic” – (2021)

Gran sorpresa nos llevamos a principios de año cuando Svart Records anunciaba a THE LIMIT como una de las novedades del año, más, generalmente hay que tomar con pinzas cuando irrumpe en la escena un nuevo supergrupo compuesto por músicos de renombre, consagrados en sus bandas principales o como en el caso que nos ocupa figuras con estatus de leyendas; no porque sus cualidades no ameriten la confianza en el producto, sino porque en muchos casos las expectativas que se crean a su alrededor son desmedidas y muy difícil de ser empardadas (algo parecido a lo que sucede en el ámbito deportivo en el que tener un equipo plagado de estrellas no asegura un buen resultado). Sin embargo, este no es el caso de THE LIMIT, banda que tiene todas las características de una entidad que funciona por encima de sus componentes, prescindiendo un poco del marketing, la parafernalia o la producción que podrían haber atraído los mismos, solo lo justo y necesario para tomar impulso, pues el resto del trabajo lo hace su música. ¿Alguien podría negar el magnetismo y el talento de Bobby Liebling, líder de los míticos PENTAGRAM? No lo creo, y mucho menos si a su lado cuenta con el prolífico Sonny Vincent, otrora líder de TESTORS en la guitarra más la presencia de Jimmy Recca con pasado en THE STOOGES en el bajo; además de los portugueses de DAWNRIDER Hugo Conim en guitarra y João Pedro Ventura en la batería. El combo está servido con la única finalidad de hacer pasar un buen rato… y lo logran.

El disco cuenta con todas la características del rock and roll de garage de los ’70 y del incipiente punk (o proto punk) de la época, incluyendo ciertos rasgos del surf y el glam rock. Quien siga la Carrera de Vincent reconocerá su marca indeleble en todo este nuevo material. Influencias tan propias como variadas, recordando a The Stooges, MC5, Flamig Groovies, Radio Birdman, The Dictators, New York Dolls, los mismos Testors algo de Thin Lizzy o viniendo un poco más cerca en el tiempo a Danzig de su etapa solista y The Cynics. La lista de nombres sigue y si quisieramos hacer el ejercicio de buscar bandas contemporáneas que compartan dichas influencias, seguramente su sonido nos sugeriría a los escandinavos The Hellacopters o Turbonegro. Es más, bien podría este “Caveman Logic” formar parte de sus discografías sin desentonar para nada. La producción es bien retro, como no podia ser de otra manera, aunque cuesta denominarla con esos térmicos con la calidad de los músicos involucrados que parecen haber quedado atrapados eternamente en los 70.

Los segundos comienzan a correr junto con “Over Rover”, que arranca con un fraseo a medio tiempo amagando con meterse de lleno en el doom, pero inmediatamente corta el espejismo con un frenético garage rock que termina de tomar forma con “Black Sea” y continuará todo el resto del disco sin siquiera volver a insinuar lo anterior: “si buscaban Doom, aquí no lo van a encontrar”, parecen querer dejar en claro desde el vamos. “These Days” tiene uno de los mejores momentos melódicos del disco, mientras el registro vocal recuerda a Danzig y Joey Ramone. Temazo tras temazo le sigue “Human vs Nature”, que se apoya sobre una base surf sumamente efectiva en la que Sonny Vincent se ocupa de la voz principal, coqueteando con el psychobilly. Pero si tuviera que elegir un track, ese sería “Fleeting Thougts”, arrancando con un punteo a lo Chuck Berry que exuda rock and roll por todos lados para luego darnos unos de los momentos más coreables del redondo. Luego, un riff bien groovero compone el tema que da nombre a la placa, en la vena de Stooges y que pide a gritos la voz de Iggy, pero que no se la echa en falta por el excelente trabajo de Liebling. Para “Sir Lancelot” sobrevuela un aura stone bien cantable y por demás divertido, mientras que un rabioso punk crudo se apodera de “Life’s Last Night” sin darnos tiempo a reaccionar por su corta duración de minuto y medio. Llegando a esta altura del álbum “When Life Gets Scorched” empieza a sonar un tanto repetitivo, pero aún así mantiene la dinámica sin perder frescura. Luego, conformando la triada de singles que sirvieron para presentar a la banda en sociedad junto con el mencionado “Black Sea”, suenan “Kitty Gone” y “Death of my Soul”; el primero dueño de una impronta rutera donde las guitarras toman gran protagonismo, componiendo un ida y vuelta de pregunta y respuesta con la voz muy bien logrado, a lo que se le suma un coro kissero hacia el final para coronar otro de los puntos destacables de la placa; el segundo es el que vendría a ser el tema lento, un intento de balada muy al estilo Danzig, pero que termina antes de llegar a conmover. Para cerrar se guardan un pedazo de heavy blues super ganchero entre Blue Cheer, Cactus y Sir Lord Baltimore intitulado “Enough’s Enough”, quizás recordando las épocas tempranas de Bobby en Shades of Darkness o por qué no, los inicios de Pentagram. Loable tarea la del experimentado vocalista, exhibiendo gran versatilidad de registros más su inconfundible expresividad e histrionismo, lo cual da el toque distintivo a la banda, sin olvidar por supuesto la vigorosa técnica de Vincent, riffeando o metiendo sutiles arreglos en igual proporción cuando el tema lo pide, a lo Jhonny Thunders.

Tal como supone lo descripto anteriormente, todo aquí suena simple y crudo, tanto en lo compositivo como en el sonido, con temas cortos que van al grano y se resuelven sin vueltas ni progresismos, sin inventar nada nuevo, claro está, pero que a base de buenas ideas bien conducidas termina resultando fresco. La consecuencia es un álbum dinámico, entretenido, fácil de escuchar, incluso hasta bailable… en fin, un levanta muertos infalible, ideal para escuchar en un asado bien regado o detrás del volante en alguna ruta poco transitada.

Juanlón.

Sus Integrantes son:

Bobby Liebling: Voz

Sonny Vincent: Guitarra y Coros

Jimmy Recca: Bajo

Hugo Conim: Guitarra

João Pedro Ventura: Batería

Tracklist:
 1- Over Rover
 2- Black Sea
 3- These Days
 4- Human Vs. Nature
 5- Fleeting Thoughts
 6- Caveman Logic
 7- Sir Lancelot
 8- Life’s Last Night
 9- When Life Gets Scorched
10- Kitty Gone
11- Death of My Soul
12- Enough’s Enough

Temas que seleccioné y que más me gustaron del álbum